Perú venció 3-1 a Brasil en el Mineirao por las semifinales de la Copa América de 1975
Perú venció 3-1 a Brasil en el Mineirao por las semifinales de la Copa América de 1975
Redacción DT


Por Eliezer Benedetti

Hace 44 años, Perú no alcanzaba la final de la Copa América y, en ese mismo lapso, no le gana en un partido oficial a Brasil en su territorio. ¿Será una coincidencia? No podemos apresurarnos a una respuesta. Lo cierto es que este equipo está hecho para hacer historia y, contra todo pronóstico, intentará borrar ese mal recuerdo del 5-0 en la fase de grupos e irá a la caza de título. Para ello, la ‘Blanquirroja’ tiene un gran motivo del cual aferrarse este domingo: el ‘Mineirazo’ del 75.

Sucedió un 30 de setiembre del 1975, cuando el fútbol peruano vivía su de la mano del gran Teófilo Cubillas. El ‘Nene’, un hombre indescriptible y elegante, comandó el barco de la selección peruana con mucha pasión y amor hacia la gloria y no defraudó.

Con Marcos Calderón al mando, la selección peruana se alineó con: Sartor; Soria (Navarro), Meléndez, Chumpitaz, Díaz, Quesada, Ojeda, Cubillas; Ramírez, Casaretto y Oblitas.

Con una sutil definición de Enrique Casaretto iniciaría la aventura de Perú en el Mineirao. Pero lo mejor llegaría después. Luego del empate 1-1 de Brasil, Cubillas tuvo una oportunidad de tiro libre y no la dejó pasar.

El ‘Nene’, entonces, realizaría una obra de arte de aquellas que pueden colocarse en cualquier museo del mundo por su divina composición. Así, metió la pelota al ángulo derecho y puso en ventaja a Perú. La ‘Blanquirroja’ se acrecentó y Cassaretto cerró con broche de oro(3-1) la histórica victoria nacional.

(Archivo Histórico del Diario El Comercio)
(Archivo Histórico del Diario El Comercio)

Una hazaña, que sin lugar a dudas, quedará guardada en la historia. Aquella selección no solo se quedó con el triunfo del Mineirao, sino fue por una gesta más grande. Aunque cayó 2-0 ante Brasil en la vuelta que se disputó en el Matute, la hija del entonces presidente de la Conmebol, Teófilo Salinas, hizo estallar a toda la afición, tras meternos a la final con un sorteo.

En tres partidos disputados en la final contra Colombia, Perú fue más. Con gol de Hugo Sotil, quien se escapó del FC Barcelona para representar nuestros colores, la ‘Bicolor’ se impuso 1-0 en el tercer encuentro que se llevó a cabo en Venezuela. Pasión, lucha, entrega y osadía nos dieron la segunda Copa América de nuestra historia. La primera fue en 1939.

Ahora, vamos en busca del tercer título. Sí, otra vez luego de ese bendito lapso de 44 años. Tendremos un reto muy complicado contra la ‘Canarinha’, pero podemos echarle una mirada hacia atrás, en 1975, y soñar con los ojos abiertos. Ya no será el ‘Mineirazo’, pero podemos forjar un nuevo ‘Maracanazo’, que se pinte de nuestros hermosos colores.