Los tres clubes que impulsaron la Superliga: United, Juventus y sobre todo, el Real Madrid. (Composición: El Comercio)
Los tres clubes que impulsaron la Superliga: United, Juventus y sobre todo, el Real Madrid. (Composición: El Comercio)
Christian Cruz Valdivia

“No me he sentido solo… quién me va dejar solo”, dice . Así responde en “El Larguero”. Sin embargo, en solo 48 horas su anunciada tuvo que ponerse en stand by luego de que fuera calificada de un atentado sobre la competitividad del fútbol europeo y los seis clubes ingleses presentaran su salida.

PARA SUSCRIPTORES: Edhu Oliva, volante de Alianza Lima: “Jefferson Farfán pidió disculpas a todos” | ENTREVISTA
Florentino Pérez, triste y decepcionado por el rechazo a la Superliga
Florentino Pérez, presidente del Real Madrid y de la Superliga, aseguró que está "triste y decepcionado" por todos los acontecimientos que se han sucedido desde el anuncio de la nueva competición y lamentó la "agresividad, amenazas e insultos" que han recibido doce clubes que tenían intención de "salvar el fútbol". (Fuente: EFE)

Los amigos del presidente

Sale golpeado el presidente de Pérez ante los ojos del mundo, pero sigue en su discurso a favor de la Superliga porque detrás de ello están sus amigos, sus socios. Los vínculos entre el presidente del Real Madrid y Key Capital (Borja Prado y Anas Alhrari) son harto conocidos en el mundo empresarial europeo y las autopistas que la empresa del madridista construye o piensa realizar.


Pero hay más nombres detrás, cómo los de Andrea Agnelli (Juventus) y Ed Woodward (Manchester United), a quienes el presidente de la UEFA Aleksander Ceferin ha calificado de mentirosos y “serpientes”. Según argumentó el mandamás del fútbol europeo ante los rumores consultó con ellos y se lo negaron. Se agrava la situación ya que Ceferin es padrino de uno de los hijos de Agnelli y este había apoyado el nuevo formato de la Champions, y Woodward pertenecía al Consejo de Estrategia de la UEFA.

Agnelli no se apareció en el Comité Ejecutivo de la UEFA, renunció a su puesto en la Junta Directiva y a ser jefe de las asociaciones de clubes europeos. El divorcio en favor de la Superliga parecía definitivo. Hoy, el fútbol europeo tambalea bajo esos enfrentamientos.

Superliga Europea: las claves del fracaso del proyecto de los 12 clubes más poderosos de Europa
Solo dos días después del polémico anuncio de su creación, el proyecto de la Superliga Europea se vino abajo en medio de un rechazo casi unánime por parte de los aficionados y la renuncia de entidades impulsoras del torneo.

Ligados todos

Woodward también tuvo que decir adiós a su cargo en el ente europeo, y algo más. El Manchester United anunció que dejará de ser el CEO de los ‘Reds Devils’ a fin de año. Este nombre resulta importante en la Superliga porque es otro de los nexos entre el proyecto y JP Morgan.

El directivo trabajó en JP Morgan y en el 2005 ayudó a la familia Glazer en la compra del Manchester United, y de inmediato empezó a trabajar en el club. Continuó hasta hoy, pese al fallecimiento del padre Malcolm Glazer. “Ha sido todo un honor trabajar para el club de fútbol más grande del mundo por 16 años. Hemos invertido más de mil millones de libras esterlinas [1.1 mil millones de euros] en el plantel durante esta etapa”, aseguró en el comunicado de su marcha a fin de año.

Ante el error deportivo, en la lectura más futbolera, el divorcio también fue interno. Renunció primero el Manchester City, lo siguió el Arsenal, el Tottenham, Liverpool y así los seis ingleses. “El plan ya no es viable”, aceptó la Superliga en un comunicado, aunque se mantiene con vida ya que “se remodelará el proyecto”. Según Pérez, hoy hay seis equipos presentes, los tres españoles y los tres italianos.


Pero el Barcelona está en debate. Será su Asamblea de Socios la que decida si continúan o no. Joan Laporta pasó de criticar la Superliga cuando era candidato a la presidencia a firmar su vínculo a ella ya al mando del cuadro culé, viendo la crisis económica por la que atraviesa el club. Ahora considera que el torneo “es necesario” cuando hace unos meses decía en una entrevista a “COPE” que la Superliga “se carga el negocio del fútbol, que es una cuestión de dinero”.

Pero las reacciones también son de los que están detrás de todo. Ya el Banco JP Morgan, que iba a otorgar un préstamo de 3.9 mil millones para poner a andar el certamen, expresó que el formato semicerrado que se pensaba no era el ideal para las proyecciones futbolísticas. “Claramente juzgamos mal cómo se vería este acuerdo en el conjunto de la comunidad futbolística y cómo impactaría sobre ella en el futuro. Aprenderemos de esto”, dijo un portavoz del banco en un comunicado enviado a la agencia EFE.

La Superliga de salvación que planeó Florentino Pérez con el aval de sus amigos (socios) y los poderosos de Europa no ha sobrevivido a las críticas por basarse más en millones que en el espíritu deportivo.

MÁS EN DT

No te pierdas