Rafael Nada solo ha ganado una vez el Australian Open. (Foto: Reuters)
Rafael Nada solo ha ganado una vez el Australian Open. (Foto: Reuters)
/ LOREN ELLIOTT
Redacción EC

A pesar de sentir un golpe de calo, el tenista español está dentro de los cuatro mejores. Rafael Nadal superó este martes en cinco sets al joven canadiense Denis Shapovalov y se clasificó para la semifinal del Australian Open, en el que aspira a conseguir el récord masculino de 21 Grand Slams.

En su retorno a un gran torneo tras meses lesionado, Nadal batió en cuartos al número 14 del cuadro por 6-3, 6-4, 4-6, 3-6, 6-3, en 4 horas y 8 minutos en la pista Rod Laver, y se enfrentará en semifinales al italiano Matteo Berrettini o al francés Gael Monfils.

El duelo, disputado en una jornada calurosa en la cancha Rod Laver, tuvo varios momentos que cambiaron el ritmo del partido, como cuando Nadal necesitó tratamiento para un problema de estómago tras dominar los primeros dos sets y medio, y Shapovalov se quejó de que su rival estaba perdiendo el tiempo.

Nada de eso cambiaba el hecho de que Nadal estaba un paso más cerca en su campaña por lograr un récord de 21 títulos del Grand Slam. El español negó haber recibido cualquier trato especial y añadió que Shapovalov era joven y tendría que sobreponerse.

En un torneo que sólo ha ganado una vez en el 2009, Nadal se vio vulnerable en el tercer y el cuarto set, pero tras un receso de siete minutos entre el último punto del cuarto set y su primer servicio en el quinto, se recuperó lo suficiente para aguantar y romper el servicio de Shapovalov para ponerse 2-0 en el decisivo.

Nadal aguantó en el quinto y cuando hubo terminado, fue al rincón y asintió con la cabeza unas pocas veces. Después volvió a la cancha y celebró la victoria. Su rival dejó una raqueta rota en la cancha.

Nadal, de 35 años, comparte el récord de 20 títulos individuales masculinos con Roger Federer y Novak Djokovic. Ninguno de esos dos está en Melbourne: Federer sigue recuperándose de una operación en la rodilla y el nueve veces campeón del torneo Djokovic fue deportado por no cumplir las estrictas normas australianas de vacunación contra el COVID-19.