Martínez enfatiza que cuentan con aliados estratégicos para apoyar a los jóvenes, desde corta edad, hacia el tránsito a la autonomía. (Foto: Aldeas Infantiles)
Martínez enfatiza que cuentan con aliados estratégicos para apoyar a los jóvenes, desde corta edad, hacia el tránsito a la autonomía. (Foto: Aldeas Infantiles)
Lorely Requejo

A escala nacional, Aldeas Infantiles SOS Perú viene impulsando el programa Jóvenes que la Luchan, mediante el cual brindan asesoría y acompañamiento a adolescentes y jóvenes sin cuidados parentales o en situación de riesgo, informa Nancy Martínez, su directora. Hoy, además, postulan al Premio Creatividad Empresarial en la Categoría Compromiso con la sociedad.

—¿Cuándo comenzó la iniciativa?

Estamos trabajando desde 1992 y son más de 9.000 jóvenes los que han accedido a este servicio desde sus inicios. Solo en estos últimos tres años hemos llegado a atender a más de 1.000 jóvenes. Cuentan con el soporte de asesores juveniles quienes los apoyan a transitar hacia la autosuficiencia desde una edad temprana. Arrancamos desde los 13 años hasta que sean adultos responsables de sí mismos.

MIRA | “Hay una labor de convertir al estudiante en una mejor persona”

—¿Qué reflexiones le deja el trabajo realizado en estos años?

Es una ardua labor que requiere del compromiso de todos. Aldeas Infantiles cuenta con aliados importantes –personas, empresas y comunidades– para realizar esta labor. Buscamos el empoderamiento de los jóvenes a través del acceso a una educación de calidad y el desarrollo de sus habilidades. Hay un acompañamiento progresivo hacia su autonomía exitosa. Nos llama la atención que esta población no tenga ese apoyo. [...] Se requiere una política pública de inclusión social [para jóvenes], un programa de formación, capacitación y acompañamiento para que tengan las mismas oportunidades que otros jóvenes para acceder a educación y salud.

—¿Qué deficiencias observan para garantizar esta inclusión?

Son muchas carencias. Estamos hablando de casi 600.000 niños, niñas y adolescentes en situación de desprotección [en el país]. Una vez que cumplen la mayoría de edad, ¿qué oportunidad de desarrollo van a tener? No hay una política clara por parte del Estado en ese sentido.

—¿Cómo trabajan con la empresa privada?

Tenemos alianzas para desarrollar habilidades blandas y de empleabilidad a fin de que [los jóvenes] puedan insertarse en el mercado laboral.

—¿Qué cifras manejan actualmente?

Hoy los jóvenes enfrentan muchos desafíos para encontrar trabajo. En nuestro país, las cifras del Ministerio de Trabajo señalan que alrededor de 1,3 millones de jóvenes, de entre 15 y 29 años, son ninis. La pandemia del COVID-19 también ha impactado fuertemente en la empleabilidad juvenil. Hoy están frente a un panorama que día a día se agudiza y, por tanto, su inserción en el mercado laboral se hace más difícil.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más