Elida Vega

Tan simple como elegir con el dedo. Así de fácil se ha vuelto el contacto entre un pasajero y un taxista por aplicativo, habiéndose convertido –en muchos casos– en parte de la rutina diaria de miles de peruanos, a pesar de las quejas o denuncias que en ocasiones se suelen leer o escuchar a través de las redes sociales.