En el 2019, la empresa familiar Punto Azul –que nació hace 28 años- superó la valla de los S/13 millones y logró sumar un local más el Lima, específicamente en la cuadra dos de la Av. Jorge Chávez en Miraflores, pasando de seis a siete restaurantes.
En el 2019, la empresa familiar Punto Azul –que nació hace 28 años- superó la valla de los S/13 millones y logró sumar un local más el Lima, específicamente en la cuadra dos de la Av. Jorge Chávez en Miraflores, pasando de seis a siete restaurantes.
Leslie Salas Oblitas

Después del pollo a la brasa y del chifa, el cebiche es el más consumido por los peruanos; y en Punto Azul esperan que siga siendo así, pese a que no solo la crisis sanitaria por el COVID-19 les juega en contra, ahora también el invierno.

MIRA: Reinicia la atención en salón, pero no hará milagros: Los retos de los restaurantes para sobrevivir este año

Definitivamente, no podemos competir con el pollo a la brasa, pero el cebiche es un plato bandera que también está en la lista de preferencia”, afirma Julio César Luna , uno de los dueños de la cadena de restaurantes de comida marina.

Reconoce, además, que los pescados y mariscos siempre evocan a una fecha estacional, por ello la estrategia de la marca es resaltar e incorporar en su carta sopas y arroces para así sacarle provecho a la temporada; y lograr mantener el negocio al 50% de las ventas, respecto a los meses del 2019.

A la fecha, el delivery [para llevar y recojo] representa el 30% de sus ingresos y la expectativa es llegar a vender el 50% de lo registrado en los meses del 2019, cuando los locales ya empiecen a atender en el salón, aunque dependerá de la demanda. “Esto es un gran reto, pero confiamos en que poco a poco el consumidor irá ganando confianza y que para el 2021 las ventas mejorarán. En la medida que la facturación se incremente podremos hacer inversiones importantes en capacitación e innovación, a fin de desarrollar nuevos servicios y productos”, enfatiza el ejecutivo.

MIRA: Restaurantes están autorizados a atender en salón desde HOY: ¿cuál es el protocolo a seguir?

En el 2019, la empresa familiar Punto Azul –que nació hace 28 años- superó la valla de los S/13 millones y logró sumar un local más el Lima, específicamente en la cuadra dos de la Av. Jorge Chávez en Miraflores, pasando de seis a siete restaurantes. Aquí invirtieron alrededor de US$300.000, dinero que tardará más tiempo en recuperarse debido a la crisis.

DE REGRESO

Precisamente, desde este 21 de julio sus seis locales en Miraflores (3), Surco (2) y San Isidro volverán a atender en salón. Mientras que, en un mes más esperan reabrir el de San Borja, que se encuentra en un proceso de reestructuración.

Luna asegura que están en línea con los protocolos solicitados por el Gobierno para operar y que para ello tuvieron que invertir alrededor de US$150.000, aproximadamente, gran parte en equipos de protección personal (EPP).

MIRA: Micha en casa acelera su llegada a 11 distritos de Lima y apunta a expandirse a otras regiones del país

Detalla, además, que la carta con los precios estará impresa en los individuales de papel que serán desechados y que se entregará al cliente la cubertería de forma individual y en un sobre de papel cerrado.

Todo este proceso no ha sido fácil, cuenta el joven empresario, por ello contrataron a una consultora gastronómica que les ayudó a adecuarse a los protocolos y a crear una nueva unidad de negocio: la venta por delivery, servicio que no tenían antes de la pandemia y que empezaron a dar a partir del 15 de junio con repartidores propios y de un tercero.

“El desafío más importante para impulsar el crecimiento de la operación será el de gestionar y reafirmar la lealtad de los clientes. Las nuevas maneras de fidelización jugarán un rol esencial, además, de atender los puntos internos de mayor complejidad y relevancia, así podremos asegurar la calidad de nuestros servicios de atención en salón y delivery” dice Luna.

Concluye que una de las lecciones que deja la pandemia es mirar en retrospectiva y analizar cómo estábamos actuando con todos los actores y jugadores de la cadena alimentaria, desde el productor de papas hasta el asesor del servicio que es el mozo, para lograr un equilibrio.

MIRA TAMBIÉN


.