huelga de maestros (Foto: Rolly Reyna/El Comercio)
huelga de maestros (Foto: Rolly Reyna/El Comercio)
Claudia Paan

Agosto ha sido un mes crítico para Víctor Contreras, gerente general de Yol Fashion. Este mes su tienda principal ubicada en el Jirón Huallaga (a unos pasos de la Plaza de Armas de Lima) ha sufrido una gran baja en sus : solo han facturado el 10% de lo que perciben en un mes normal.

“No nos alcanza para cubrir la planilla de los trabajadores ni para el pago de servicios y de arbitrios. He tenido que sacar de mi capital para poder cumplir”, explica. Yol Fashion es una de muchas empresas con tiendas ubicadas en el Centro Histórico de la capital que se han visto afectadas económicamente por las protestas encabezadas por los maestros.

Si bien esta parte de Lima siempre ha sido escenario de marchas y manifestaciones, la larga duración de la (que conllevó a la toma de la Plaza San Martín) y los actos de violencia de los últimos días (entre ellos, la balacera en el Jirón de la Unión), han hecho que muchos consumidores decidan no frecuentar los comercios de esta zona.

Esto es lo que está viviendo Ricardo Hinojosa, socio del grupo Rincón Cervecero. De acuerdo al empresario, todos los días han sentido una baja afluencia en sus locales Estadio Restaurant y Rincón Cervecero, ubicados a una cuadra de la Plaza San Martín.

La caída –tanto en ventas como en visitas– ha sido del 30% este último mes. Vale remarcar que mensualmente cada local recibía a 10 mil comensales.“Nuestro público fiel viene hasta el Centro de Lima, pero la gente que no trabaja en la zona se va a otros distritos”, remarca. El ejecutivo dice que han tenido que contratar a más seguridad en caso ocurra algún disturbio.

Pero eso no es todo. El bloqueo de calles por parte de las autoridades (para evitar que los manifestantes lleguen a la Plaza de Armas) también perjudica a los comerciantes.

César Vargas, gerente general de Passarella, menciona que todos los días los accesos al Jirón de la Unión y Jirón Huallaga (donde tienen 11 tiendas) son cerrados durante seis horas, justo en las de mayor tráfico de clientes. Es por ello que sus ventas cayeron en más del 30%. La baja también la han registrado en sus tiendas del Mercado Central.
“También nos hemos visto afectados en otras partes del país, como en Juliaca y Cusco, por la huelga de los profesores”, señala.

ATRACTIVO PERO COMPLICADO
Sandro Vidal, gerente de Investigación de Colliers International, remarca que el Centro de Lima sigue captando la atención de muchas empresas, pese a la coyuntura actual.

Y es que al día unas 300 mil personas transitan por el Jirón de la Unión, y un millón por Mesa Redonda, según la Municipalidad Metropolitana de Lima.

Hoy, este distrito concentra a 455 galerías con alrededor de 60 mil puestos, lo que genera un movimiento comercial de más de S/21.600 millones al año, según la comuna edil. Cifra que podría incrementarse al contabilizar los ingresos de los supermercados y tiendas por departamento que hay en la zona.

Ante estas cifras, es entendible la preocupación de los comerciantes frente al impacto de una protesta del calibre de la de los profesores.
Mientras que algunos como Hinojosa se mantienen optimistas de que pronto las cosas vuelvan a la normalidad, otros como Vargas están buscando revertir la situación para evitar una caída mayor en sus ventas.

“Estamos tratando de hacer activaciones los fines de semana, pero el tráfico no es el mismo”, indica.

Por su parte, Contreras evalúa salir de esta zona. Cansado de las manifestaciones, del cierre de calles y ante los altos costos de servicios y arbitrios, está pensando vender el edificio donde está ubicada su tienda.

“Algunos comerciantes estamos buscando hablar con la municipalidad, pero no creo que nos ayuden. Ahora entiendo por qué me vendieron tan barato este edificio”, comenta.

Al día unas 300 mil personas transitan por el Jirón de la Unión, y un millón, por Mesa Redonda.

UN POTENCIAL PARA DESARROLLAR
Para los especialistas hay todavía mucho por hacer para potenciar comercialmente el Centro de Lima. Para Sandro Vidal, se debería fomentar un crecimiento en el ‘mix’ de la oferta (que se concentra en moda, zapaterías y restaurantes). Por su parte, Ernesto Aramburú, director gerente de Inversiones y Asesorías Araval, menciona que las autoridades deberían dar facilidades a los comerciantes, a fin de incentivar la llegada de más empresas.

Lea más noticias de Economía en...

TAGS RELACIONADOS