"3D printing en la medicina", por Rafael Venegas
"3D printing en la medicina", por Rafael Venegas
Redacción EC

¿No sería fabuloso que el médico que nos va a operar tenga la oportunidad de practicar varias veces la intervención antes de hacerla en un modelo exactamente igual a nuestro cuerpo? Esto, que parece ficción, es perfectamente posible hoy en día utilizando réplicas exactas de partes del cuerpo humano hechas con impresoras . A este proceso se le denomina planeamiento precirugía utilizando 3D printing. 
La impresión 3D es el proceso de manufacturar objetos sólidos (tridimensionales) a partir de un archivo digital. Este es uno de los principales inventos disruptivos de los últimos tiempos y ya está generando una gran transformación en muchos campos, especialmente en la medicina.  

En el ámbito clínico, el uso de 3D printing se viene desarrollando en frentes como la manufactura de instrumentos quirúrgicos y sus respectivos elementos de apoyo y el desarrollo de implantes y prótesis hechas a la medida de cada paciente, entre otros. Pero tal vez el uso más disruptivo es la manufactura de modelos de partes humanas (huesos, órganos y hasta vasos sanguíneos) con un extraordinario detalle, los cuales son utilizados para entrenamientos de los médicos o para el planeamiento precirugía. Para esto último, las réplicas son manufacturadas a partir de un archivo digital obtenido de un scan hecho al paciente (tomografía, resonancia magnética u otra similar). Este archivo, mediante un software especial, es convertido en un archivo STL, el cual guarda en forma de código todas las características anatómicas y patológicas específicas del paciente. Finalmente, este archivo STL es convertido, mediante la 3D printer, en una réplica exacta en tres dimensiones.

En la University of Malaya, el doctor Vickens Waran, profesor de Neurocirugía y director de Cirugía del hospital de la universidad, lidera el Centro para la Integración de la Biomedicina y la Tecnología (CBMTI). Esta organización es pionera en el uso de 3D printing, para el entrenamiento de neurocirugía para profesionales médicos de todo el mundo. Aquí se manufacturan modelos de órganos humanos, con un gran detalle, utilizando polímeros especiales que permiten simular las diferentes texturas y colores, tal como los reales. Estos modelos son luego utilizados para que los médicos practiquen operaciones en ellos, utilizando los mismos instrumentos que se emplean en las cirugías reales.

La misma técnica de impresión se usa para el planeamiento precirugía, que como vimos más arriba es para cirugías reales. En este caso las réplicas pueden ser utilizadas para varios fines. Primero, para que los médicos la estudien y puedan planear la cirugía con gran detalle. La réplica permite observar todos los detalles internos del órgano, incluyendo las venas, arterias, nódulos, tumores, etc. Esto permite al médico ser muchísimo más certero y evitar cualquier sorpresa, como suele suceder en las cirugías. El modelo también se usa para explicar al paciente o a sus familiares lo que se va hacer en la cirugía. Finalmente sirve también para que el médico pueda practicar la operación una o varias veces, utilizando los mismos instrumentos que se emplearán en la cirugía real. Todo esto permite que se tenga un procedimiento con muchísima más precisión, sin sorpresas y ,por ende, con una probabilidad de éxito muchísimo mayor.

Esto ya existe en el mundo y es un tremendo avance tecnológico que se debe al descubrimiento de la impresión 3D. La empresa StrataSys es la lideresa mundial en desarrollo de 3D printers, así como de los materiales especiales que se utilizan para estos procesos. En el Perú también ya existe esta tecnología, pero todavía no es muy utilizada para el planeamiento precirugía. Recién se comienza a utilizar para la manufactura de prótesis y férulas por algunos traumatólogos de avanzada.

(*) Rafael Venegas es director independiente de empresas y senior advisor en Spencer Stuart

Lee más noticias de Economía...

TAGS RELACIONADOS