(Foto: Freepik)
(Foto: Freepik)
Inés Temple

Presidente de LHH DBM Peru y LHH Chile

Una de las maneras más efectivas de ayudar a las personas a tener y satisfacción en un altamente competitivo es guiarlas hacia actividades en las que pueden ser realmente leales consigo mismas. Y para eso usamos herramientas de autoconocimiento con el objetivo de analizar y definir qué es lo que les gusta hacer, en qué son buenas y cuáles son sus valores fundamentales. Y por supuesto, qué las motiva, moviliza, inspira y apasiona.

Edgar Schein, profesor emérito de MIT, creador de una de esas valiosas herramientas, identifica una combinación única de áreas percibidas de competencias, talentos, intereses, motivaciones y valores que él llama “anclas de carrera”. Estas anclas son parte esencial de nuestro ser y de nuestra imagen personal básica; y permanecen así inmutables en cada etapa de nuestra carrera. Ellas son:

1. Técnica y funcional: es el ancla de quien tiene un profundo interés en aplicar sus habilidades técnico-funcionales para continuar desarrollándose. Se identifica con sus pares del sector y lo satisfacen los desafíos propios de su especialidad.

2. Dirección general: esta es la de quien necesita ascender permanentemente para ser responsable del resultado y dirigir una unidad particular, en camino a una gerencia general o posición de liderazgo claro. Así, identifica su éxito con el de la organización.

3. Autonomía e independencia: es el ancla de quien necesita hacer el trabajo a su manera; con flexibilidad sobre cómo y cuándo trabajar, sin reglas ni restricciones para satisfacer su deseo de autonomía y libertad de acción.

4. Seguridad y estabilidad: es el ancla de quien necesita la seguridad de tener un empleo. Puede incluso alterar sus convicciones y deseos a cambio de esa seguridad. No se interesa tanto en el contenido del trabajo, aunque podría alcanzar altos niveles, si su talento se lo permite.

5. Empuje empresarial: es el ancla de quien busca crear una organización o empresa propia, en base a su capacidad para tomar riesgos y superar obstáculos. Puede trabajar para otros mientras aprende, pero se independizará en cuanto pueda.

6. Servicio y dedicación a una causa: es la de aquel que necesita una actividad en la que logre la satisfacción de tener un propósito, ayudar a otros, aportar algo valioso al mundo para que sea un lugar mejor para vivir. Cambiará de trabajo o rechazará promociones si estas lo alejan de la posibilidad de llenar sus aspiraciones por esos valores.

7. Exclusivamente desafío: es el ancla de quien quiere solucionar problemas o retos aparentemente imposibles de resolver, ganar a opositores difíciles o vencer obstáculos en trabajos intelectuales, situaciones multifacéticas o en la competencia interpersonal. Lo fácil lo aburre rápidamente.

8. Estilo de vida: es la de aquel que no sacrifica el balance e integración de sus necesidades e intereses personales o familiares por los requisitos de su carrera. Su identidad está más relacionada a la forma de manejar su vida y a la calidad de esta, que a un empleo particular.

Las mías son, principalmente, los números 6, 2 y 5; en ese orden. ¿Las tuyas?

TAGS RELACIONADOS