"Quizá el mayor objetivo que compartimos los involucrados en armar este semanario es que nuestros lectores sientan que Día1 les permite aprender algo nuevo". (Ilustración: Giovanni Tazza)
"Quizá el mayor objetivo que compartimos los involucrados en armar este semanario es que nuestros lectores sientan que Día1 les permite aprender algo nuevo". (Ilustración: Giovanni Tazza)
Alek Brcic Bello

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Cada mayo, desde que este semanario llegó a las rotativas de El Comercio por primera vez hace 17 años, hemos celebrado el aniversario de Día1 con un especial de trabajado junto a la . Hoy la fecha nos agarra en medio de una pandemia global y un proceso electoral polarizado, así que aprovecho la ocasión para reflexionar sobre lo que desde aquí buscamos comunicar cada semana.

Hacer esto es relevante porque en las últimas semanas algunos críticos desde afuera parecen haber olvidado el propósito de la prensa. Y es que quizá el mayor objetivo que compartimos los involucrados en armar este semanario es que nuestros lectores sientan que Día1 les permite aprender algo nuevo. Cuando estas páginas se mandan a la imprenta o se suben a la web, nuestra misión no es otra que la de proporcionar información veraz que ayude a las personas a tomar mejores decisiones.

MIRA: Consejo de la Prensa Peruana y el IPYS condenan ataque a periodista en mitin de Pedro Castillo

La meta es clara y la compartimos todos en la redacción de El Comercio. Es parte de una esencia construida sobre los pasos de quienes nos antecedieron y aprendida en cierres larguísimos y notas devueltas por nuestros editores y jefes. Así es como este Diario ha logrado cumplir 182 años: con periodistas objetivos, críticos, responsables y respetuosos de su trabajo.

Sobre Día1 en particular, los últimos doce meses han buscado consolidar una transformación que se inició a finales del 2019 y que sigue el ritmo de la información en la era digital. Sin descuidar la noticia, se trata de hacer de este semanario económico uno que se concentre en informes sectoriales que permitan un análisis detallado a cargo de periodistas especializados.

Así, solo en la versión impresa, en el último año se han podido contar 278 informes, 105 columnas de opinión, 86 entrevistas y apenas nueve notas chicas en 52 ediciones de Día1. Con esas cifras, el cambio se hace más evidente.

Esta restructuración, por supuesto, no ha sido fácil. Y solo ha sido posible gracias al esfuerzo y las amanecidas de los periodistas que conforman el equipo de Economía de El Comercio. Siempre apoyados, por supuesto, en un grupo de infografistas, ilustradores y diagramadores de primera. Mi agradecimiento, orgullo y respeto hacia este grupo humano es enorme.

Si algo he aprendido de este equipo es que no existe reto lo bastante grande para ellos y que son capaces de arriesgar todo por defender la integridad de su trabajo y la calidad de sus textos. Más todavía durante los últimos meses porque, irónicamente, pese a no habernos visto las caras desde hace más de un año, creo que enfrentar los desafíos de la virtualidad en grupo nos ha permitido unirnos más como equipo.

En el 2014 el periodista Augusto Townsend escribió en estas páginas que se sentía el más hincha de los lectores de este semanario. Hoy que estoy en el mismo cargo que él ocupaba entonces, comparto esa sensación. Porque como decimos en la redacción para celebrar cada uno de los pequeños logros que tenemos en el equipo: ¡Aguante, Día1! Y ahora que vengan muchos aniversarios más.

TE PUEDE INTERESAR