Muchas mujeres salen del mercado laboral debido a que son las que realizan en su mayoría las labores de cuidado doméstico y ganan menos que los hombres.
Muchas mujeres salen del mercado laboral debido a que son las que realizan en su mayoría las labores de cuidado doméstico y ganan menos que los hombres.
Christian Lengua

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

El próximo lunes 8 de marzo se conmemora el . Una fecha para concientizar sobre las existentes en varios aspectos, entre ellos el laboral. Lejos de atenuar estas diferencias, en muchos casos la pandemia ha profundizado la desigualdad entre hombres y mujeres en el país.

Para Christa Caro, líder del área laboral del estudio Amprimo, Flury, Barboza & Rodríguez Abogados, la crisis ocasionada por la pandemia del coronavirus, ha empeorado la situación laboral de las mujeres. Si bien existe el trabajo remoto, el cierre de colegios generó sobrecarga de labores en las madres trabajadoras debido a la realización del trabajo doméstico no remunerado.

MIRA: Promesas imposibles: ¿por qué los candidatos no deberían prometer la creación de millones de nuevos empleos?

“Es real que son cada vez más frecuentes los hogares donde mujeres y hombres comparten las responsabilidades domésticas, pero se suele priorizar el tiempo que el hombre le dedica a su empleo por ser el que usualmente percibe el mayor ingreso”, sostuvo la laboralista.

Añadió que la pandemia ha mostrado a profundidad la vulnerabilidad de las mujeres en el mercado laboral. Hombres y mujeres han perdido sus empleos durante la emergencia sanitaria, pero la población más afectada es la femenina, dijo.

De acuerdo con el Informe Técnico del ‘Situación del Mercado Laboral en Lima Metropolitana’, durante el trimestre noviembre 2020 y enero 2021, el empleo adecuado disminuyó en 23,6% en hombres y en 32,2% en mujeres (comparado con el mismo periodo del año pasado). Asimismo, del total de población desempleada, el 53,1% son mujeres y el 46,9% hombres. La tasa de desempleo femenino se ubicó en 15,3%, siendo 4,2 puntos porcentuales más que la tasa de desempleo masculino (11,1%).

“Estas cifras se explican debido a que las mujeres tienen mayores probabilidades de salir del mercado laboral –muchas veces por decisión propia– debido a que son las que realizan en su mayoría las labores de cuidado doméstico y ganan menos que los hombres”, refirió Caro.

REVISA: Indicca: el 71% de familias ve más difícil conseguir empleo a esta altura de la pandemia

Asimismo, según el INEI, en Lima Metropolitana el ingreso promedio mensual de los hombres durante el trimestre antes señalado se ubicó en S/ 1.750,3 y de las mujeres en S/ 1.347,10; es decir, los hombres ganan, en promedio, 30% más de lo que perciben como ingreso las mujeres.

Para la abogada, esta segregación de género también se debe a que la fuerza laboral femenina está arraigada en determinados sectores como salud, educación, trabajos del hogar, entre otros, los mismos que usualmente reciben menores salarios.

Por su parte, María José Gómez, directora de la Fundación Forge, coincide en que la pandemia incrementó las diferencias entre hombres y mujeres a nivel laboral, y las va a seguir incrementando, “especialmente para quienes tienen empleos formales y presenciales, cuya organización y tiempos se han visto fuertemente impactados debido a la baja implicación de los padres en los cuidados y crianza [de los hijos]”.

Esto repercute en una excesiva carga en las madres, que ven limitado su tiempo para generar ingresos o poder estudiar. A nivel nacional solamente la mitad de las mujeres participan en la actividad económica, la que en el 2020 se redujo en 13% con relación al 2019, según INEI. Según Gómez, “estamos asistiendo al mayor incremento de la brecha entre hombres y mujeres desde hace décadas”.

MIRA: Independientes luchan por sobrellevar la cuarentena, con deudas y sin acceso al financiamiento

VIRTUALIDAD

Para la titular de Forge, el trabajo remoto comienza a plantearse como una iniciativa válida ante la necesidad de obtener ingresos desde casa para las mujeres. Sobre todo porque antes de la pandemia las mujeres emprendedoras que estaban desarrollando pequeñas empresas virtuales o startups, no podían continuar con sus proyectos por la falta de tiempo y porque debían estar con sus hijos.

Gómez consideró que ahora es más relevante que nunca que las mujeres puedan acceder a espacios de formación y de empleo virtuales.

MIRA TAMBIÉN

VIDEO SUGERIDO

Comerciantes en riesgo de cerrar (Canal N)
Algunos indican que las deudas con los bancos hacen peligrar la continuidad de su negocio.