Empresas no elevarán salarios y ofrecerán beneficios más realistas. (Ilustración: Giovanni Tazza/El Comercio)
Empresas no elevarán salarios y ofrecerán beneficios más realistas. (Ilustración: Giovanni Tazza/El Comercio)
Lucero Chávez Quispe

Si los primeros meses de pandemia del COVID-19 fueron de incertidumbre laboral para las empresas, los meses que vienen serán de búsqueda de consensos con los trabajadores: la reactivación económica gradual inició y también lo hicieron las negociaciones colectivas. El escenario es complejo. Con meses en para y una débil demanda, las finanzas de las empresas siguen en una situación crítica; y con ello su capacidad para cumplir los pliegos ya acordados y los que se podrían generar se ha visto dificultada.