Un objetivo es garantizar la emisión de los permisos y certificados sanitarios. (Foto: Sanipes)
Un objetivo es garantizar la emisión de los permisos y certificados sanitarios. (Foto: Sanipes)
Redacción EC

El Ministerio de la Producción a través del Organismo Nacional de Sanidad Pesquera (Sanipes), busca acortar las brechas para la formalización de los Centros de Producción Acuícola (CPA) en la región Puno, con el objetivo de incrementar la comercialización de la trucha entera-granel y fresca-refrigerada en frontera con destino a Bolivia.

MIRA: La pregunta del día: ¿Qué plantea el Gobierno en el marco de la Segunda Reforma Agraria?

Para ello, Sanipes sostiene reuniones de trabajo con su similar boliviano, el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (SENASAG), con la finalidad de dar cumplimiento a los compromisos binacionales asumidos para la formalización del comercio de trucha entre ambos países.

En la reciente reunión sostenida en el Centro Binacional de Atención en Frontera (CEBAF) Desaguadero, se ratificó la intención de resolver cualquier tipo de afectación al comercio bilateral.

Para ello, se busca garantizar la emisión de los permisos y certificados sanitarios, la autorización sanitaria de importación por parte de las autoridades competentes y las inspecciones en frontera para el ingreso fluido de dichos productos a ambos territorios. Además, se programó un próximo encuentro el 15 de octubre para abordar la creación de un registro sanitario de importadores de trucha.

El presidente ejecutivo de Sanipes, Johnny Marchán, mencionó que se ha logrado homologar con Bolivia la ‘certificación sanitaria para el producto trucha fresca-refrigerada entera-granel’, lo cual permitirá disminuir la transacción no legal en la zona de Puente Viejo - Desaguadero.

TE PUEDE INTERESAR

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más