Miles de vidas se perdieron y muchas otras no pudieron recuperarse de los traumas de la guerra.
Miles de vidas se perdieron y muchas otras no pudieron recuperarse de los traumas de la guerra.

Después de cuatro años y tres meses de guerra, la madrugada del 11 de noviembre de 1918, en un vagón de tren, las potencias aliadas y Alemania firmaron el armisticio que puso fin a la primera gran catástrofe del siglo XX. Más de 18 millones de personas murieron en aquella conflagración.