"El jilguero", de Donna Tartt
"El jilguero", de Donna Tartt
Alexis Iparraguirre

"El jilguero", de Donna Tartt (Misisipi, 1963), la novela ganadora del Pulitzer de Ficción 2014, es una excelente muestra de lo que hoy se denomina “literatura mundial”. Distinta del libro de entretenimiento, esta novela remite a una literatura prestigiosa: la narrativa popular del siglo XIX. En su confección, la belleza de la prosa y la literatura para públicos masivos confluyen muy bien. No obstante, como ocurre con otras mercancías globales, excluye la innovación estética y la experimentación. 

     En consecuencia, el libro de Tartt es un relato de crecimiento en su versión más canónica. Transcurre, vertiginoso, entre Nueva York, Las Vegas y Ámsterdam. Su protagonista y narrador es Theo Decker, un niño de 13 años abandonado por su padre y luego huérfano de madre, quien perece en un atentado con explosivos en el Museo Metropolitano de Nueva York, al que Theo sobrevive casi de milagro. La tragedia lo obliga a cambiar de hogar: primero vive bajo la protección de los millonarios Barbour, padres de Andy, un amigo de la escuela, genio y antisocial; y luego, bajo la tutoría de su padre, que vive alcoholizado en Las Vegas, emparejado con Xandra, una drogadicta habladora. 

     Así, Theo crece traumado por la pérdida de su madre. Durante 10 años, solo lo sosiegan su amor por Pippa, la niña pelirroja que conoció antes del atentado; y la secreta posesión de “El jilguero”, la valiosa pintura holandesa que tomó de entre las ruinas del museo, y que era la preferida de su madre.

     Como se aprecia, nada en la sensibilidad de este libro resulta desconocido, ahí se funda su poder para emocionar. Sus familias rotas por la desventura, sus huérfanos listos y sus lecciones de moral práctica devuelven al presente la estética de Charles Dickens. Justo por esa identificación, "El jilguero" no solo refiere una historia, sino que adopta una postura que podría resumirse de este modo: aunque el mundo varíe, la narrativa se puede efectuar con los mismos patrones de la novela popular del siglo XIX.  

     Y por ello, al optar por una prestigiosa sensibilidad antigua, la novela luce, sin contradicción, espontánea y de estirpe. Pero dice poco de las novedades del mundo y del arte del siglo XXI. Un iPod o la migración latina en Estados Unidos figuran en el libro chirriando, como decorados mal escogidos.  

     En suma, una novela espléndida que atrapa y emociona, pero también testimonia las limitaciones de una literatura que requiere del encierro en el convencionalismo para conseguir y mantener su plataforma en el mercado del consumo globalizado.

Novela: "El jilguero"
Autora: Donna Tartt
Editorial: Lumen
Páginas: 1.150
Precio: S/.114.00