Pucusana es el primer distrito de la provincia de Lima en perder por segunda vez a su alcalde a causa del COVID-19. El clamor de este balneario del sur es una planta de oxígeno y un hospital. (FOTO: Jesús Saucedo)
Pucusana es el primer distrito de la provincia de Lima en perder por segunda vez a su alcalde a causa del COVID-19. El clamor de este balneario del sur es una planta de oxígeno y un hospital. (FOTO: Jesús Saucedo)
José Acuña

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

“Amigo y alcalde Canuria, siempre estarás en nuestra memoria”, se lee en la gigantografía que cuelga en lo alto de la fachada de la Municipalidad de . Hay también un crespón negro. Este distrito del sur está de luto: el coronavirus ha matado ya a sus dos últimos alcaldes.

MIRA: Pucusana pierde a su alcalde por segunda vez a causa del COVID-19

Víctor Eloy Espinoza Peña, conocido como Canuria, falleció el último lunes. Había asumido la alcaldía luego de que en junio del 2020 muriera el entonces burgomaestre Luis Pascual Chauca.

El exalcalde de Pucusana, Eloy Espinoza, falleció el lunes 1 de marzo en el Hospital Edgardo Rebagliati, en Jesús María. Su cuerpo fue cremado y sus cenizas fueron esparcidas en el mar de Pucusana. (FOTO: Jesús Saucedo)
El exalcalde de Pucusana, Eloy Espinoza, falleció el lunes 1 de marzo en el Hospital Edgardo Rebagliati, en Jesús María. Su cuerpo fue cremado y sus cenizas fueron esparcidas en el mar de Pucusana. (FOTO: Jesús Saucedo)

Al igual que Chauca, falleció en el Hospital Edgardo Rebagliati, en Jesús María. Un día antes de dejar de respirar, el 28 de febrero, logró comunicarse por videollamada con su esposa. “Ese día le dije: “Viejo, pon de tu parte para que vengas a tu casa. Aquí te esperamos. ¡Te amo!”. Él solo me alzó la mano. Nunca pensé que fuera una despedida”, relata Nancy Manrique con la voz quebrada.

MIRA AQUÍ: alcalde de Pucusana, Luis Pascual Chauca, falleció a causa del coronavirus

Son 33 personas las que han fallecido por COVID-19 en este distrito y 1.872 se han contagiado, según sala . Aunque es un distrito que pertenece a la capital peruana, esta situación ha puesto en evidencia su sistema de salud precario. Pucusana apenas cuenta con dos postas médicas –Pucusana y Benjamin Doig– y una ambulancia para casi 19 mil habitantes.

En medio de la crisis que golpeaba a Pucusana y a todo el país producto de la pandemia, este balneario del sur de Lima se vio involucrado en presuntos actos de corrupción.

El 31 de julio del 2020, un mes después de la muerte del exalcalde Luis Chauca, agentes de la División de Investigación de delitos de Alta Complejidad (Diviac) de la Policía Nacional y representantes del Ministerio Público intervinieron dicha municipalidad distrital por la presunta entrega irregular de canastas de víveres a once funcionarios de la comuna que no se encontraban en situación de vulnerabilidad, según un informe de la Contraloría.

PNP y Fiscalía intervienen Municipalidad de Pucusana por presuntas irregularidades en la entrega de canastas de víveres. (Foto: Ministerio Público)
PNP y Fiscalía intervienen Municipalidad de Pucusana por presuntas irregularidades en la entrega de canastas de víveres. (Foto: Ministerio Público)
Intervención de la Fiscalía en la Municipalidad de Pucusana por presuntos actos de corrupción. (FOTO: Ministerio Público)
Intervención de la Fiscalía en la Municipalidad de Pucusana por presuntos actos de corrupción. (FOTO: Ministerio Público)

UNA PUCUSANA GOLPEADA

Dentro de una carpa azul, levantada en el centro de salud Pucusana, una adulta mayor acaba de dar positivo a coronavirus. Su mirada expresa temor por la noticia, pero escucha con atención lo que le receta la doctora. A la salida, su hija le da ánimos y le asegura que todo estará bien. De la carpa, algunos salen aliviados y otros asustados.

A esta situación se enfrenta todos los días la doctora Ivonne Sulca Aramburú (30). A diario, ella viaja de Surco hasta el balneario del Sur. Durante su jornada diaria, atiende a unas 30 personas que buscan hacerse la prueba de COVID-19.

“Algunos sí llegan con síntomas de COVID y otros solo buscan descartar la enfermedad; fingen tener síntomas para hacerles la prueba”, cuenta Sulca.

En el balneario de Pucusana solo existen dos postas médicas: el Centro de Salud Pucusana y Benjamin Doig. Ambos no se abastecen para dar atención al distrito que cuenta con casi 19 mil habitantes. (FOTO: Jesús Saucedo)
En el balneario de Pucusana solo existen dos postas médicas: el Centro de Salud Pucusana y Benjamin Doig. Ambos no se abastecen para dar atención al distrito que cuenta con casi 19 mil habitantes. (FOTO: Jesús Saucedo)

Ella analiza bien a los pacientes para no hacer un uso indiscriminado de las 350 pruebas de antígeno que llegaron en febrero a esta posta médica. Los recursos con los que cuenta son escasos, por eso a diario realiza 15 pruebas a las personas que realmente lo ameritan.

“No nos abastecemos, porque a veces llegan pacientes desaturando y necesito una prueba de anticuerpo, hacerle su hemograma, tomarle una placa, pero lamentablemente los recursos que distribuye el Estado en este centro son escasos”, explica la doctora.

MIRA: Alcalde de Punta Negra y su esposa fallecieron víctimas de COVID-19

Al igual que Sulca, Dayanne Bazán Ayquipa (28), quien se desempeña como enfermera, va desde Punta Hermosa hasta Pucusana cada día para asistir a la carpa azul. La posta –dice– solo cuenta con dos balones de oxígeno.

“La población es muy grande para los recursos y el personal que tenemos aquí. El pueblo crece, pero su centro de salud sigue igual. Este ya quedó demasiado pequeño; es necesario un hospital”, enfatiza con preocupación Bazán.

Hasta las 11:33 a.m. del martes 2 de marzo, el centro de salud Pucusana había atendido a 17 personas en ese día, de las cuales dos dieron positivo a COVID-19 y tres eran sospechosos.

A pesar de esta situación agobiante que vive Pucusana, no todos cumplen las medidas restrictivas que dictó el Gobierno. En enero de este año, 82 personas fueron multadas con S/430 por no respetar la inmovilización social obligatoria, mientras que en febrero a 131 se les aplicó la misma sanción, según datos de la comisaría Pucusana.

En un recorrido por el balneario, este Diario pudo comprobar que las playas se mantienen vacías. Pero mucha gente paseaba por el malecón y la plaza con la mascarilla mal puesta y otros ni siquiera la portaban, como si la pandemia fuese un invento.

Muchas personas pasean por el malecón y la plaza de Pucusana con la mascarilla mal puesta y otros ni siquiera la portaban. (FOTO: Francisco Neyra)
Muchas personas pasean por el malecón y la plaza de Pucusana con la mascarilla mal puesta y otros ni siquiera la portaban. (FOTO: Francisco Neyra)

El otro gran problema de Pucusana es que para muchas familias es imposible cumplir con el lavado de manos constante. Pedro Goytizolo, subgerente de Participación Vecinal de la Municipalidad de Pucusana, nos cuenta que son pocos los sectores que gozan del servicio de agua potable.

MIRA: Coronavirus en Perú: 23 alcaldes distritales y provinciales han perdido la vida a causa de esta enfermedad

“Algunas zonas son abastecidos con agua una vez por semana, para los asentamientos humanos más grandes el camión pasa dos días. Es necesario que exista un surtidor, pero para eso necesitamos un terreno y no lo tenemos”, afirma Goytizolo.

“TRISTEZA Y DOLOR”

En este duro contexto de duelo y crisis, Lidia Carrillo Veliz asume la responsabilidad de dirigir la comuna de Pucusana. Desde una oficina de la municipalidad, la actual alcaldesa nos confiesa que acepta este reto con tristeza y dolor por la muerte de sus antecesores.

Lidia Carrillo Veliz asume la alcaldía de Pucusana tras el fallecimiento de sus dos antecesores. (FOTO: Francisco Neyra)
Lidia Carrillo Veliz asume la alcaldía de Pucusana tras el fallecimiento de sus dos antecesores. (FOTO: Francisco Neyra)

Su compromiso es –dice– continuar con el trabajo que no pudieron concluir los dos alcaldes fallecidos. “Sus miras fueron tener una planta de oxígeno y un hospital, y ahora esa será mi lucha”, asegura enérgicamente.

Ella pone sus esperanzas en el sector privado, para ser más precisos en la empresa Lindley con quien hay coordinaciones para el financiamiento de la tan ansiada planta de oxígeno.

Sin embargo, Carrillo cuenta que en la búsqueda de soluciones para su distrito termina chocándose con el muro de la burocracia estatal. “Las veces que hemos pedido ayuda al Gobierno, siempre nos ponen un pretexto”, manifiesta.

Al ser consultada por la intervención que hizo la policía y la fiscalía en la municipalidad por presuntos actos de corrupción, la alcaldesa dijo: “A los funcionarios que han incurrido en esos actos delictivos van a tener el peso de la ley conforme la justicia lo declare”.

Pucusana es el último de los distritos del sur de Lima Metropolitana y también uno de los más olvidados. Sus autoridades y su gente reclaman atención, reclaman mayores recursos, y también oxígeno para sus enfermos.

VIDEO RECOMENDADO

Tres alcaldes del sur de Lima fallecieron víctimas de la COVID-19
En menos de una semana, tres alcaldes fallecieron por coronavirus.

TE PUEDE INTERESAR