Redacción EC

Los asistentes a la Feria Internacional del Libro (FIL), que se desarrolla en Lima, se sorprendieron al ver que la mitad de los stands están sin fluido eléctrico desde las 7:30 p.m. 

Esto obligó a los trabajadores a cerrar o tapar los puestos de venta con telas como medida de seguridad. En algunos casos, los usuarios hicieron sus compras ayudados con las linternas de sus celulares.

En el ingreso al local se recomendó a los que recién llegaban a que regresen el domingo, día en que culmina el evento, ya que no se podrán hacer compras con tarjetas de crédito.

Hasta el momento no se informa qué ha ocasionado el apagón en la FIL. Algunas personas indicaron que todo se originó por fallas en el grupo electrógeno.

Los dueños de los stands expresaron su malestar debido a que esta situación afecta las ventas en un día de bastante concurrencia por ser fin de semana. Además, las personas llegan porque las ofertas y descuentos aumentan porque solo falta un día para que concluya la feria.