(Foto: GEC)
(Foto: GEC)
Cristina Fernández

En el marco del cumplimiento de la Ley N°30884, también llamada , desde este 1 de agosto, todos los establecimientos como supermercados, tiendas retail, tiendas por conveniencia, bodegas afectas al I.G.V. y todos aquellos servicios que como parte de ello entregan bolsas de plástico, deben cobrar el impuesto que grava la adquisición de bolsas de plástico.


Para conocer el sentir de las personas, vendedores y compradores, El Comercio recorrió algunos supermercados y bodegas de Lima.

En una bodega mediana del distrito de Magdalena la dueña del establecimiento, afecto Impuesto General a las Ventas (I.G.V.),  informaba a sus clientes que ya no entregará bolsas gratuitamente y estas pasarán a costar entre S/0.10 y S/0.20, según el tamaño. Así lo hizo hoy, desde muy temprano.

“Mis clientes ya saben que las bolsas no serán gratis. Que lo mejor es que traigan sus bolsas. Las personas mayores son las más conscientes y traen sus carritos o bolsas de tela, pero en general nadie se ha mostrado en contra”, comenta.

En un conocido supermercado de San Juan de Lurigancho, un cartel en el ingreso informa a sus clientes que desde hoy se adicionará un impuesto de S/0.10 por cada bolsa plástica. “De esta forma, los precios totales serán: S/.0.15 por bolsa chica y mediana, y S/0.20 por bolsa grande”. En esa misma línea pide a sus clientes evitar las bolsas plásticas y usar las reutilizables.

“La idea es que incluso las tiendas no incentiven el consumo de las bolsas por eso creo que no deberían seguir vendiéndolas. En mi familia usamos bolsas reutilizables incluso desde antes que entrará en aplicación esta ley. Sabemos que desde hoy es obligatorio el pago del impuesto, pero si la idea es dejar de contaminar todos debemos tomar conciencia y dejar de usar plásticos”, cuenta Karen Navarro, una joven de 24 años que además cuestiona el alto costo de bolsas reutilizables en el supermercado antes mencionado.

(Foto: Cristina Fernández)
(Foto: Cristina Fernández)

A unas cuadras de este supermercado una pequeña bodega, no afecta al I.G.V., continúa entregando bolsas a todos sus clientes. La vendedora afirma tener conocimiento de la ley y por eso les dice a los compradores que lo ideal es que lleven sus bolsas reutilizables con el solo fin de contaminar menos.

“Es mejor que se cobre, así ya no compramos tantas bolsas y dejamos de contaminar. Hoy no traje mi bolsa reutilizables, me vendieron estas a 20 céntimos cada una. Es mejor para que todos tomemos conciencia”, comenta una vecina del distrito.

Cabe precisar que varios supermercados se adelantaron al cobro del impuesto. Muestra de ello, en el distrito de San Isidro el cartel de un supermercado informa que desde el 15 de junio cada bolsa –biodegradable y compostable– tiene un costo de S/0.10.

- ¿Cómo debe estar especificado el cobro? -
La Ley de Plásticos señala que los establecimientos deben cobrar, por cada bolsa que entregan, como mínimo una suma equivalente al precio del mercado, debiendo informarse en forma explícita al consumidor. Es decir, si uno adquiere tres productos en un establecimiento y este entrega cada uno en una bolsa, el negocio tiene la obligación de cobrar el monto de la bolsa, según indica la ley. Adicionalmente, gravará al consumidor con los S/0,10 del impuesto.

 Sin embargo, las boletas de los establecimientos que este Diario recorrió hoy no especifican el cobro del impuesto.

(Foto: GEC)
(Foto: GEC)

Giorgio Balza, gerente de Consultoría Tributaria de PwC,  explica que hace unos días salió una resolución de la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (SUNAT) que regula que los comprobantes de pago deben consignar este impuesto al consumo bolsas plásticas (ICBPER), salvo algunas excepciones que empezarán a hacerlo desde marzo del 2020.

“Hay tres excepciones: los establecimientos que se encuentran dentro del sistema de emisión electrónico desarrollado desde los sistemas de contribuyente, en el sistema de emisiones electrónico operador de servicios electrónicos, y en el sistema de emisión electrónica facturador Sunat. Aparentemente los que aún no especifican este impuesto son los que están exonerados”, señala.

- Ejemplos de menos y más uso de plásticos -
Aunque varios supermercados muestren carteles que desincentivan el uso de bolsas plásticas muchos de sus productos perecibles (carnes, frutas y verduras) se lucen envueltas en plásticos y en muchas ocasiones sin aparente necesidad de estos.

(Foto: GEC)
(Foto: GEC)
(Foto: GEC)
(Foto: GEC)

“Considero que es un despropósito seguir envolviendo frutas o verduras en ese tipo de empaque porque no son necesarios. Hay productos, como las carnes, que si lo necesitan pero en estos casos no tienen ningún sentido”, precisa una usuaria.

En el otro extremo, y como muestra de la eliminación de hábito de consumo de plásticos de un solo uso, las tiendas Oxxo desde hoy dejaron de entregar bolsas plásticas. “Hace más de un mes les venimos informando a nuestros clientes sobre esta nueva ley y que lo que buscamos es cuidar el medioambiente, por eso tampoco entregaremos bolsas, aunque se traten de bolsas biodegradables”, afirma la vendedora.