En el 2020 se publicó por primera vez la versión cómic de dos cuentos -"Los gallinazos sin plumas" y "El banquete"- del autor peruano. Esta vez llegan ""Alienación" y "Al pie del acantilado".
En el 2020 se publicó por primera vez la versión cómic de dos cuentos -"Los gallinazos sin plumas" y "El banquete"- del autor peruano. Esta vez llegan ""Alienación" y "Al pie del acantilado".
Diana Mery Quiroz Galvan

En el 2020 Editorial Panamericana decidió presentar en un nuevo formato algunos de los cuentos más emblemáticos de . Un año antes se habían cumplido nueve décadas del nacimiento del autor peruano y 25 años de su muerte, por lo que los estudios académicos sobre su narrativa y las reediciones de su obra se habían multiplicado. Para marcar distancia de esta avalancha de publicaciones y con el afán de dar a conocer a los jóvenes los escritos del celebrado cuentista se apostó por la historieta. El primer tomo de “Cuentos de Ribeyro” desarrolló la versión de “El banquete” y “Los gallinazos sin pluma”. La buena recepción acaba de propiciar una nueva entrega con “Al pie del acantilado” y “Alienación”, cuyas historias a pesar de haber sido escritas en 1959 y 1975, respectivamente, mantienen singular vigencia pues abordan problemas sociales que se han ido agudizando con el paso del tiempo, como la falta de viviendas para los migrantes y la pérdida de identidad en las nuevas generaciones.

Al respecto, , reconocido estudioso y biógrafo de ‘el flaco’, quien ha asesorado y comentado estas adaptaciones, señala que “es una forma de acercar el espíritu de autor a través de una expresión artística distinta. Hasta donde sé, mientras él estuvo con vida no se llevaron a la historieta ninguno de sus cuentos”.

— Retrato social —

Los ilustradores que trabajaron en el reciente libro fueron Juan Carlos Yáñez y . Este último se ocupó de “Alienación”, que sigue la creciente inconformidad que siente Roberto López de ser quién es: un afroperuano de barrio. Obsesionado por convertirse en ‘yanqui’, el protagonista hace esfuerzos denodados por evadir su realidad, pero no logra evitar un trágico desenlace.

La adaptación de "Al pie del acantilado" (izquierda) estuvo a cargo de Juan Carlos Yáñez. "Alienación" (derecha), por su parte recayó en el ilustrador Miguel Det.
La adaptación de "Al pie del acantilado" (izquierda) estuvo a cargo de Juan Carlos Yáñez. "Alienación" (derecha), por su parte recayó en el ilustrador Miguel Det.

Realizar la adaptación significó todo un reto para Det, que aunque ya conocía el cuento tuvo que adentrarse en los detalles que el texto exigía, como la vestimenta de época y el armamento utilizado en la Guerra de Corea a la que se enlistó el personaje de Roberto, como única manera de ganarse la ansiada nacionalidad estadounidense. “Siempre me resultó fascinante lo mucho que Ribeyro podía comunicar sobre la psicología de los peruanos en general y de los limeños en particular. No desde la obviedad de lo declamativo, sino a partir de la anécdota curiosa, la compasiva ironía y el retrato sutil”, puntualiza el historietista.

Además de retratar a personajes perdedores, Ribeyro tiene la cualidad, dice Coaguila, de lograr que su escritura pueda ser leída con facilidad por diferentes públicos. “Por eso mismo tiene una pervivencia, es un clásico porque su narrativa la entiende todo el mundo. Lograr esa sencillez es uno de sus principales méritos”, afirma el investigador que ya prepara, también junto a Panamericana, una biografía en cómic del mayor cuentista peruano del último siglo.

EL DATO: “Los “Cuentos de Ribeyro” están a la venta en las librerías Ibero, Crisol, SBS, Entre Páginas, El Virrey y otras.

Te puede interesar


Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más