LIF Week: el dibujo, la otra pasión de Ana María Guiulfo
LIF Week: el dibujo, la otra pasión de Ana María Guiulfo
Marilia Pastor

Ana María Guiulfo cumple desde hace años el mismo ritual. Después de desayunar con su familia, ella dispone un momento de las mañanas para dibujar. Temprano, teniendo una ópera como fondo musical, la diseñadora deja que la inspiración llegue. Toma su kit de pintura –compuesto por pinturas, plumones, lápices de colores y acuarelas– y deja que su imaginación fluya.

Lo que empezó como un hobby se ha convertido en una pasión, pues desde niña, durante los días de verano en Ancón, Ana María prefería pasar horas pintando, y eso casi le hacía olvidar la playa.

“El dibujo es parte de mi vida, todos los días”, dice la diseñadora, que incluso ha animado a sus hijos para que se unan a ella en este pasatiempo. “Pintar saca un montón de cosas de ti. Te vas soltando y aprendiendo de ti misma”, refiere.

Telas y lienzos, sillas, muñecas y piezas de cerámica son algunos de los soportes que ha ido trabajando con los años. Mujeres chic, personajes caricaturizados y flores son algunos de los motivos que encontramos en sus creaciones, especialmente las prendas que presenta en todas las ediciones de LIF Week. “Me encanta desarrollar mi lado artístico. Además, me divierte plasmarlo en la moda y que sea dos en uno: mis pasiones van de la mano”, sostiene.


Los dibujos de Ana María Guiulfo han sido puestoss en telas y lienzos, sillas, muñecas y piezas de cerámica. (Foto: Christian Ugarte/ El Comercio)

AFERRADA A TI
Desprenderse de las piezas que crea no es fácil para Ana María. Ella recuerda una ocasión cuando le ofrecieron comprar un sillón en el que había trabajado: finalmente lo vendió, pero casi lloró.

“Hay un nexo en cada cosa que haces”, asegura la diseñadora, para quien tampoco resulta fácil dar una de sus creaciones como regalo, pero cuando lo hace sabe que será un obsequio para alguien especial.


La diseñadora es fiel seguidora de las caricaturas francesas. (Foto: Christian Ugarte/ El Comercio)