Durante su concierto en Lima, Alejandro Sanz demostró su amor por el Perú. Foto referencial: AFP.
Durante su concierto en Lima, Alejandro Sanz demostró su amor por el Perú. Foto referencial: AFP.
Yvonne Bances

El 13 de febrero, en víspera del Día de San Valentín, tuvo un emotivo y esperado encuentro con su público peruano. La cita fue en el Jockey Club, donde empezó el #LaGira en Latinoamérica con los grandes temas del artista, así como también algunos nuevos.

Minutos antes de que arranque el show, una pareja se robó el protagonismo ante los miles de asistentes con una pedida de mano. La respuesta de la novia fue un contundente “sí”. Con este acto, que fue presenciado por todos a través de las pantallas gigantes, se empezó a vivir la atmósfera romántica de la velada.

A las 9:47 p.m. los músicos de Sanz empezaron a lanzar algunas notas musicales. El público ansioso se alistó y posó su atenta mirada sobre el escenario. La mayoría tenía el celular en mano, con el anhelo de captar el momento en el que apareciera el cantante español ante ellos.

Firme, con traje negro y zapatillas, Alejandro Sanz se plantó en medio del escenario frente a su multitudinaria afición que gritaba descontrolada y evidentemente emocionada. “¡Perú!”, fue lo primero que soltó, además, respondió al afecto de los asistentes enviando besos.

La fiesta inició al ritmo de “Hoy que no estás” y le siguió “Azúcar en un bowl”, tema que es parte de su nuevo álbum. Tras ello, Sanz hizo una corta pausa para saludar. “¡Buenas noches! Muchísimas gracias por recibirnos en su casa de esta manera estamos felices. Esta noche es su noche y acá empieza la historia que queremos contarle, dijo ante el bullicio.

Continúo con “Aquello que me diste”, tema que provocó que los espectadores salten y coreen: “Por eso, vida mía, por el día a día. Por enseñarme a ver el cielo más azul. Por ser mi compañera y darme tu energía”.

INVITADO SORPRESA

La primera sorpresa de la noche llegó cuando el cantautor peruano Gian Marco Zignago irrumpió en el escenario para cantar junto a Sanz el conocido tema “Ya no tengo nada”. El público respondió con entusiasmo ante la aparición del músico nacional.

Si bien solo fue por pocos minutos, Gian Marco y Alejandro demostraron que la música tiene el poder de unir. Ambos dejaron fluir su talento y brillaron con la interpretación. El final, llegó con un beso del peruano a Sanz, luego se unieron en un abrazo sincero, mientras los espectadores aplaudían y gritaban, aún sorprendidos.

Gian Marco se retiró sin hacer ruido. Y Sanz continúo con “Capitán Tapón” y “Deje que te bese”. La gente le demostraba que aún no estaba agotada y que podía seguir su ritmo desde el otro lado.

A las 10:23 p.m. empezó a sonar el piano y tras unos segundos, el artista español inició con “Los lugares”. “Hasta el cielo se conmovió con las canciones”, dijo una fanática ante la sorpresiva lluvia.

“Mi marciana”, “Looking for paradise”, “Todo lo que fui es lo que soy”, “Te canto un son” y “El trato”, fueron las canciones que siguieron antes que Alejandro hiciera una pausa para advertir que aún quedaba mucho por ver y escuchar.

Está todo bien, la música tiene esas cosas… nos transporta. Todavía queda mucha noche, no saben el gusto que me da volver a esta bendita ciudad, expresó.

Había pasado cerca de una hora y el público ya estaba entregado, prueba de ello es que lo seguían en los coros. También invitó a la cantante peruana Ania para interpretar juntos “Mi persona favorita”.

“Esta noche quiero invitar a Ania, mi “sobrina” limeña. Esta canción se la vamos a dedicar a Lima como si fuera a una persona, a mi persona favorita”. Prosiguió con “No es lo mismo”, “Quisiera ser”, mientras la gente movía las manos de forma rítmica.

EL FINAL

A las 11:14 p.m. el fin se acercaba y Sanz hizo una pausa para anunciarlo. “Bueno, con esta canción nos despedimos. Muchísimas gracias por recibirnos así”, manifestó y los presentes lo interrumpieron con un firme “¡No!”.

Siguió con “Yo te traigo 20 años”, y al finalizar, dijo: “Muchas gracias, buenas noches” y el escenario se oscureció. Sin embargo, los asistentes se negaban a aceptarlo y pedían otra, incluso decían: “Cómo te vas a ir así”. Otra fan esperanzada en que sí volvía, dijo: “Se ha ido a tomar agua”.

“Es muy difícil despedirse de Perú”, afirmó Alejandro Sanz volviendo a aparecer por segunda vez en el escenario ante el grito de la gente. “No me pensaba ir, ustedes tampoco pensaban que me iba. Esta parte la debo ensayar más. Se me olvidó cantar un par de canciones”, mencionó antes de presentar un mix con sus conocidos temas: “Y si fuera ella”, “Amiga mía” y “Mi soledad y yo”.

Sus fans sintieron que el final llegaba, por ello, se abrazaban y vivían el momento. El artista sabe que tiene que irse, pero no sin antes cumplir con su promesa del reto “Bonus Trash”, el que tuvo como objetivo recolectar botellas de plástico durante su concierto. Su público colaboró con la causa y él los premió.

“Corazón partío”, fue la canción elegida para decirle hasta pronto a su público peruano. Con este éxito musical, Alejandro logró iluminar todo el recinto. “Los quiero Perú, muchas gracias”, mencionó alzando las manos para enviar besos.

El español es humilde y agradecido. Así lo demostró, pues trajo adelante del escenario a los músicos que lo acompañaron, los aplaudió y pidió al respetable lo mismo. Pero, él tenía algo más por dejar, y fueron sus singulares pasos de flamenco, con eso bajó el telón y se retiró.

TE PUEDE INTERESAR


TAGS RELACIONADOS