Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS. (FABRICE COFFRINI / AFP).
Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS. (FABRICE COFFRINI / AFP).
Agencia AFP

Todos los semáforos están en verde para la reelección en mayo del etíope al frente de la , el único candidato al puesto, tras una votación procedimental el martes en Ginebra.

“Me faltan palabras. Muy agradecido por el respaldo renovado”, declaró el director general de la Organización Mundial de la Salud tras la luz verde obtenida por el Consejo ejecutivo de este organismo de la ONU.

MIRA: OMS: “Seguiremos conviviendo con el COVID-19 en el futuro próximo, no desaparecerá en el corto plazo”

“Los dos últimos años fueron muy difíciles”, dijo, agradeciendo a los Estados su apoyo durante la pandemia de covid-19.

Tendrá que ser elegido formalmente en mayo por el conjunto de los Estados miembros de la organización, algo que se da por descontado porque es el único candidato.

En el ámbito de una votación secreta, en una reunión a puerta cerrada, el Comité ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) validó este martes su candidatura formalmente, después de que expusiera su programa.

Durante esa presentación, Tedros pidió a los países que “refuercen el papel de la OMS dentro de la estructuración mundial de la salud” y que reconozcan “la salud como un derecho humano fundamental”.

El doctor Tedros Adhanom, quien en 2017 sucedió a la china Margaret Chan, es alguien muy apreciado, en particular por los africanos que lo perciben como un “amigo”.

Etiopía, que solicitó una investigación a raíz de sus comentarios sobre la situación humanitaria en la región de Tigré -en guerra- de la que es oriundo, no logró bloquear el proceso de nombramiento, por falta de apoyos.

“Es cierto que se expresó con fuerza, pero lo que dijo condice con hechos que todos los directores de agencias humanitarias constataron”, dijo a la AFP una fuente diplomática occidental, que rechazó las acusaciones.

Su candidatura contaba con el apoyo de 28 Estados miembros de la OMS, entre los cuales varios países de la Unión Europea (UE), y de algunos países africanos, como Kenia y Ruanda.

“Horrorizado”

Con 56 años, este especialista en paludismo también es graduado en inmunología, doctor en salud comunitaria y exministro de Salud y de Relaciones Exteriores en Etiopía.

El primer africano al mando de la OMS, el doctor Tedros, como le gusta que le llamen, ha estado en la primera línea desde el comienzo de la pandemia.

La llegada del demócrata Joe Biden a la Casa Blanca, que reintegró a Estados Unidos plenamente a la OMS, le dio aire después de los reiterados ataques del Donald Trump, presiente entre 2017-2021.

Trump recortó los aportes y decidió retirar a Estados Unidos de la OMS, acusada de que era demasiado cercana a China y de gestionar mal la pandemia.

Su tono más crítico hacia China, a la que considera poco transparente respecto al origen de la pandemia, le valió algunos dardos lanzados por Pekín que, no obstante, apoya su reelección.

Varias decenas de estados de la OMS, incluidos los que lo apoyan, le recriminaron un mal manejo del escándalo de violencia sexual en la República Democrática de Congo (RDC) durante el combate contra la epidemia del Ébola, entre 2018 y 2020. El martes, reiteró que estaba “horrorizado” con ese asunto.

Desafío

La pandemia también demostró que sus directivas no son siempre acatadas como cuando solicitó a los países más ricos que hicieran más para reducir la desigualdad en la lucha contra covid-19.

Si accede a un segundo mandato al frente de la OMS, Tedros tendrá el desafío de fortalecer a esta agencia de la ONU.

Numerosas capitales piden un fortalecimiento de la infraestructura sanitaria mundial, para poder coordinar mejor la respuesta ante las crisis y prevenir futuros rebrotes del coronavirus.

“La pandemia ha puesto de manifiesto el desafío al que nos enfrentamos”, subrayó durante su exposición, recalcando que “el mundo no estaba preparado”.

El marco de tal reforma todavía tiene que ser definido por las naciones miembros, algunas de las cuales, inquietas por su soberanía, tienen pocas ganas de brindarle más poder a la OMS.

“El futuro éxito de la OMS dependerá de su apoyo” a las propuestas para que la parte de las cotizaciones de los Estados miembros represente el 50% del presupuesto de la organización para 2028-2029, señaló Tedros.

De momento, el 16% del presupuesto proviene de los pagos obligatorios de los Estados, y el resto, de contribuciones voluntarias de donantes públicos y privados que deciden cómo puede utilizarlos la OMS.

________________________________

VIDEO RECOMENDADO

La nueva variante del coronavirus, ómicron, se expande por el mundo
La nueva variante del coronavirus, ómicron, se expande por el mundo

TE PUEDE INTERESAR

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más