La ugandesa Vanessa Nakate, la alemana Luisa Neubauer, la sueca Greta Thunberg, la sueca Isabelle Axelsson y la suiza Loukina Tille. (Foto: Reuters)
La ugandesa Vanessa Nakate, la alemana Luisa Neubauer, la sueca Greta Thunberg, la sueca Isabelle Axelsson y la suiza Loukina Tille. (Foto: Reuters)
Redacción EC

Fue la primera vez en mi vida que entendí la definición de la palabra ‘racismo’”, dice entre lágrimas la joven activista ugandesa Vanessa Nakate en un video que además de cientos de miles de visualizaciones recoge una masiva muestra de apoyo para ella.

Fue a través de las redes sociales que Nakate, visiblemente afectada, se explayó por primera vez del escándalo del que se volvió protagonista involuntaria y que se inició por una fotografía de la agencia internacional de noticias The Associated Press (AP).

La que debía ser una postal de cinco jóvenes activistas por el cambio climático reunidas la semana pasada en el Foro Económico Mundial de Davos, en Suiza, se convirtió en objeto de críticas después de que un fotógrafo de la AP recortara la imagen, dejando fuera a Nakate, de 23 años.

El resultado fue una imagen que mostraba solo a cuatro mujeres blancas, entre ella la reconocida adolescente sueca Greta Thunberg y que fue enviada a los clientes de la AP en todo el mundo. Según la agencia de noticias, el editor que mandó la foto no estaba al tanto de que se había recortado a una persona de la imagen.

Fui cortada de esta foto. ¿Por qué?”, escribió la joven en Twitter el pasado viernes, sin imaginar que su denuncia causaría un aluvión de críticas contra AP.

Han borrado a todo un continente”, criticó luego Vanessa en un emotivo video.

Cuando vi la foto, solo vi parte de mi casaca. No estaba en la lista de participantes. Ninguno de mis comentarios de la conferencia de prensa fueron incluidos”, dijo. “Era como si ni siquiera estuviera allí”.

La agencia de prensa esperó más de un día en sacar de circulación la imagen recortada y apunto, en su explicación inicial, que el recorte se dio para lograr un acercamiento de Thunberg y para retirar un edificio que aparecía a espaldas de Nakate.

Tras la respuesta inicial de AP, el viernes Sally Buzbee, directora ejecutiva y vicepresidenta de AP, emitió un comunicado en el que expresó su “pesar” y dijo que la dirección había hablado con los periodistas de la AP sobre el “error de juicio”.

El domingo envió un segundo comunicado personalmente en Twitter, disculpándose con Nakate.

"Vanessa, a nombre de la AP, quiero decirte lo mucho que lamento en la forma en que recortamos la fotografía y te quitamos de ella. Fue un error que, nos damos cuenta, silenció tu voz, y nos disculpamos. Trabajaremos duro para aprender de esto”, afirmó.

Greta Thunberg, que aparece en la polémica foto junto a Vanessa, Luisa Neubauer, Isabelle Axelsson y Loukin Tille, ha salido en defensa de la activista ugandesa.

Nakate, líder del movimiento Fridays for Future en África, estuvo entre docenas de activistas juveniles a nivel mundial que se reunieron para en Davos para participar en talleres y paneles.