En lo más profundo de una cueva, habita esta especie también conocida como “Olms”. (Foto: EFE)
En lo más profundo de una cueva, habita esta especie también conocida como “Olms”. (Foto: EFE)
Redacción EC

¿Alguna vez escuchaste sobre las ‘crías de dragón’? Estos pequeños animales también son conocidos como proteos y se les puede encontrar en el interior de la cueva de Postojna, ubicada aproximadamente a una hora de la capital de , Liubliana. Incluso en el lugar, hay un ferrocarril para poder trasladarse de un lado a otro y apreciar a estas maravillosas especies.

Esta cueva es conocida por las personas que viven en la zona desde hace siglos, debido a que tienen grafitis fechados en 1213. Sin embargo, no fue hasta 1818, que se inauguró tras la visita de Francisco I de Austria, el último emperador del Sacro Imperio Romano Germánico. Desde aquella fecha, los lugares más recónditos de esta cueva son visitados por más de 35 millones de turistas.

Mira | Rey Juan Carlos I clama inmunidad en Inglaterra ante acusación de acoso por su examante Corinna Larsen

La principal característica de la cueva es que tiene aproximadamente 24 kilómetros de longitud entre cámaras y túneles. A través de la línea de un tren se puede recorrer los dos primeros hasta la sala Congress Hall, lugar en que actuó la Orquesta Sinfónica de Milán en 1930. Después. El recorrido se deberá realizar a pie, mediante un sendero que pasa por seis estratos geológicos, un puente construido por prisioneros de la Primera Guerra Mundial.

‘CRÍAS DE DRAGÓN’ EN LO MÁS PROFUNDO DE CUEVA

La profundidad del camino alcanza los 115 metros con recovecos de un metro de ancho. En lo más profundo de la cueva, habitan una especie de salamandras ciegas, también llamadas “Olms”. De acuerdo a CNN, este tipo de animales no se encuentran en ninguna otra parte del mundo. Entre sus características, resaltan sus 25 centímetros de largo y no llegan a desarrollarse.

“Es el más grande entre los animales que habitan en cuevas y el único vertebrado en Europa estrictamente ligado a hábitats de cuevas. Está completamente adaptado a la vida en la oscuridad. Se alimenta de crustáceos, gusanos, caracoles y otros invertebrados acuáticos. Tiene una vida útil de hasta cien años y puede pasar varios años sin comer”, indica sobre estas especies la web oficial de la cueva.

¿POR QUÉ LOS LLAMARON ‘CRÍAS DE DRAGÓN’?

Fueron los vecinos de Postojna, quienes los apodaron como ‘crías de dragón’ porque fueron arrastrados fuera de la cueva tras producirse una serie de inundaciones. Y como son de forma popular, la ‘casa’ de los dragones, podrían tratarse de sus crías. En la actualidad, se encuentran en un acuario dentro de la cueva. También son conocidos como peces humanos debido a su aspecto.

¿CUÁLES SON ALGUNAS DE SUS CARACTERÍSTICAS?

Las ‘crías de dragón’ pueden vivir bajo el agua y en vez de escamas, tienen piel blanca y rosada. Además, cuentan con dedos en sus extremidades. De acuerdo a Primoz Gnezda, biólogo que lleva años estudiando a los proteos, son sensibles a las vibraciones ya que cuentan con un fuerte sentido del oído. “Los proteos del tanque de la cueva te oyen, se asustan y adoptan sus posiciones de seguridad”, menciona.

PONEN HUEVOS EN 2016

Los expertos notaron un extraño comportamiento de una hembra de esta especie a inicios de 2016, pues se había vuelto más territorial, debido a que estaba protegiendo un huevo. Ante ello, se le trasladó a un lugar aparte y continuó poniendo huevos durante las siguientes ocho semanas. Fueron 64 huevos que se contabilizaron, pero solo 21 lograron sobrevivir. Hoy en día, dos de los pequeños se encuentran en el acuario.

DIFÍCIL DISTINGUIR SU SEXO POR ADN

Una de las particularidades de esta especie es que es difícil distinguir si se trata de un macho o de una hembra mediante su ADN. “Ahora estamos tratando de distinguir entre los sexos analizando su sangre y comprobando las proporciones hormonales”, indicó la investigadora. Los proteos tienen una llamativa rareza biológica pues se quedan en la edad juvenil y luego empiezan a multiplicarse.

TE PUEDE INTERESAR