(Foto: AFP)
(Foto: AFP)
Redacción EC

En medio del escándalo en  por los cuadernos de la corrupción K, Claudio Uberti, ex titular del Órgano de Control de Concesiones Viales, afirmó ante el juez Claudio Bonadio que le llevaba a Néstor Kirchner bolsos con dinero que recaudaba en las concesionarias viales y que en algunas ocasiones estaba presente.

Uberti también reveló detalles de lo que presenció y de un episodio ocurrido tras la muerte de Kirchner ocurrida el 27 de octubre del 2010. 

“El día que murió Néstor Kirchner en el departamento de Juncal había 60 millones de dólares”, dijo Uberti el martes en el juzgado de Bonadio, según reporta el diario argentino "Clarín". Su testimonio de ese día fue una ampliación de la declaración que había hecho el lunes.

El medio explica que Uberti se refiere a la vivienda de los Kirchner ubicada en Juncal y Uruguay, del barrio de la Recoleta, en Buenos Aires.

Esa vivienda es mencionada decenas de veces en los cuadernos del chofer Óscar Centeno como el lugar al que se llevaban los bolsos con dinero que recaudaba el entonces viceministro de Planificación, Roberto Baratta. 

Lo descrito por Uberti es congruente con las anotaciones de Óscar Centeno que, según sus apuntes, en esos días había llevado un total de US$ 13.900.000.

Uberti fue el primer ex funcionario que, en calidad de imputado colaborador, afirmó ante el juez que le llevaba a Kirchner bolsos con dinero que recaudaba en las concesionarias viales y que en algunas ocasiones Fernández estaba presente. 

Hasta ahora son ocho los empresarios 'arrepentidos' -figura legal que otorga beneficios penales para los acusados que reconozcan los hechos y colaboren con la Justicia- y puestos en libertad condicional, entre ellos Ángelo Calcaterra, primo del presidente Mauricio Macri y ex propietario de la constructora Iecsa, que dijo ante el juez que fue presionado para aportar pagos a las campañas electorales kirchneristas. 

- Más revelaciones -

Claudio Uberti no solo sorprendió a los jueces porque confesó que Néstor y Cristina Fernández estaban al tanto de los sobornos. También impactaron los detalles que contó sobre la intimidad del poder durante el primer gobierno kirchnerista.

Según revela el periodista Diego Cabot en la edición de hoy de "La Nación", Uberti no ocultó su enojo con los Kirchner: sostuvo que lo maltrataban y que le soltaron la mano después de que estallara el escándalo por el caso Antonini Wilson.

Golpes en un avión
En varios tramos de su relato, Uberti contó pormenores de su relación con los Kirchner. Dijo que el ex presidente maltrataba a sus colaboradores y aseguró que un día el ex mandatario lo golpeó sin motivo cuando viajaban en un avión.

También recordó un episodio violento durante un vuelo a Madrid. Según su relato, Kirchner le ordenó a su secretario privado, Daniel Muñoz, que le "dé tres" al jefe de protocolo de la presidencia, Rubén Zacarías, porque los diarios habían llegado tarde. Uberti, que no sabía qué significaba la expresión utilizada por Kirchner, quedó atónito cuando vio a Muñoz cumplir la orden: le dio tres trompadas a Zacarías.

"Esto es para que sepas que les pasa a los traidores", enfatizó el ex presidente.

Uberti señaló que trabajar con Kirchner era un suplicio, pero que con Cristina Fernández el vínculo era mucho peor.

La pelea por el bolso con pesos
La ambición de Kirchner por recaudar dinero no solo quedó reflejada en los cuadernos de Óscar Centeno, el chofer de Roberto Baratta.

Uberti recordó que un día el ex presidente perdió el control cuando recibió una recaudación. Uberti ingresó al despacho presidencial y le entregó a Kirchner los bolsos que contenían el dinero. El ex presidente vio que había pesos y se enfureció: le empezó a pegar patadas a los bolsos y los billetes volaban por la oficina de Balcarce 50.

El apodo de Kirchner
Uberti también reveló un dato que se desconocía hasta ahora. Su jefe, el ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, le había puesto un apodo a Kirchner. Según el testimonio del ex funcionario, De Vido le decía "el Malo".

Fuente: Con información de "La Nación", Argentina (GDA) / Agencias