Un grupo de personas cargan el ataúd de una presunta víctima de COVID-19 en el cementerio de Nueva Esperanza, en el distrito de Villa María del Triunfo, el pasado julio. (Foto: Ernesto Benavides/AFP).
Un grupo de personas cargan el ataúd de una presunta víctima de COVID-19 en el cementerio de Nueva Esperanza, en el distrito de Villa María del Triunfo, el pasado julio. (Foto: Ernesto Benavides/AFP).
Federico Salazar

Periodista