Daniela Macías es la principal arma del bádminton peruano en los Juegos Panamericanos Lima 2019. (Foto: Anthony Niño de Guzmán)
Daniela Macías es la principal arma del bádminton peruano en los Juegos Panamericanos Lima 2019. (Foto: Anthony Niño de Guzmán)
Redacción DT

Por Eliezer Benedetti

Daniela Macías nació el 9 de octubre de 1997 y, desde entonces, el deporte recorre por sus venas. Desde muy pequeña, ‘Dani’ ha estado ligada a la práctica y al entrenamiento, donde sus principales pretendientes fueron la natación y la gimnasia. Sin embargo, a los 7 años conoció al amor de su vida en una raqueta y nunca se separó de ella y ahora le regala la alegría de competir en .

Se trata del bádminton, deporte que a primera vista encantó y enamoró a Daniela. La pasión reflejada cada vez que lo jugaba le permitió dejar el nombre del Perú en alto en muchas oportunidades.

“Tenía siete años, yo hacía gimnasia y natación por la selección de mi club y selección del colegio. Un día entré al coliseo de mi club, lo vi (al bádminton) y no tenía idea qué deporte era. Me llamó la atención, empecé a jugarlo ese verano y me encantó en un instante; ni pensé dos veces en si prefería el bádminton o no”, recuerda entusiasmada.

Como todo gran atleta, siempre es bueno estar rodeado de una familia deportista que sea la mejor guía para alcanzar los mejores éxitos. Es el caso especial de Daniela, pues su madre y hermanos también han pasado su vida practicando un deporte.

“Mi familia es bien deportista desde mis abuelos. Por el lado de mi mamá, ella hacía natación por la selección e incluso fue a los Juegos Olímpicos en 1984. Mis dos hermanos Sebastián y Nicolás también hacían natación conmigo, pero luego se pasaron al bádminton al igual que yo. También jugaban por Perú, son campeones sudamericanos y panamericanos. Actualmente, Sebastián ya está trabajando y Nicolás sigue en la selección”, comenta.

El reto de Daniela también es el reto de su familia, que le brinda apoyo al 100%. Sus padres, sus hermanos son parte de su día a día: compiten, sufren, se frustran y se alegran con ella, lo que representa una motivación más para Daniela.

-Sacrificios de Daniela-

Macías sabe que nada cae del cielo, que todo se logra con esfuerzo y perseverancia. Cada día, desde las cinco de la mañana, mientras algunos sueñan dormidos, ella sueña despierta. Inicia su día desde esa hora para llegar temprano a sus entrenamientos en la Videna a las 6:30 a.m., luego va a estudiar a su universidad y, finalmente, regresa a la Villa para perfeccionar su juego.

“Al día entreno tres horas y media o cuatro. En las tardes entreno dos horas más aproximadamente; así que son 6 horas las que le dedico al bádminton cada día”, señala agobiada, pero sin perder la sonrisa.

Todo esfuerzo y sacrificio tiene recompensa. En el 2007, Daniela fue invitada a representar al Perú en su primer campeonato internacional en México. “Tenía nueve años y fui invitada a participar en mi primer torneo internacional en Puerto Vallarta, era un Panamericano de menores (sub 11). Fue increíble, saqué dos de oro y una de plata; eso hizo que me encantara más el bádminton. Vi que tenía talento”, comenta orgullosa.

-Apunta alto-

Daniela siempre debió mirar a la cima; por ello, sigue el ejemplo de Carolina Marín, badmintonista española que es top 10 del mundo en la modalidad individual. “Ella es una española que ha sido tres veces campeona mundial, haciendo historia el año pasado. Me llama mucho la atención, porque en el top mundial del bádminton siempre son todos asiáticos y Carolina logró vencer eso”, explicó.

Macías ha tenido una carrera bien encaminada, donde ha permitido que nuestra bandera flamee con orgullo en otros países. “Ir a competir afuera por el país y dejar el nombre del Perú en alto es algo increíble, sobre todo jugar aquí. A mí me encanta jugar en mi país, porque tengo a mi familia y a mis amigos; además son nuestras canchas y es más cómodo”, señala.

La mejor comodidad estará del lado de Daniela en estos Juegos Panamericanos , pues se disputará en los campos de la Videna, donde ha entrenado por años. Por ello, aunque tenga un reto difícil en esta competición, nuestra badmintonista tiene la meta clara, la cual espera cumplir a partir de este lunes.

-Reto Lima 2019-

“Es un campeonato bien difícil. En el bádminton tenemos, en América, varios deportistas top 30 del mundo. Es un nivel bien fuerte, sobre todo con Estados Unidos, Canadá y Brasil. Eso lo tengo muy en claro, pero siento que este año estoy mejor preparada y madura como deportista, a comparación de mi participación en Toronto 2015, donde llegamos a cuartos de final en la categoría junior. Por eso, en esta oportunidad, tengo como meta dos medallas fijas, tengo que firmar el podio”, resaltó.

Para alcanzar sus metas, Daniela se ha venido preparando desde inicios del 2018, viajando constantemente a competir, sin pausa alguna, para obtener mayor experiencia y puntos que le permitan no cruzarse con los mejores en las primeras fases. Por ello, hay que reconocer el enorme sacrificio de nuestra badmintonista. ‘Dani’ podía estar un día en Lima y al día siguiente no saber acerca de su ubicación. Incluso, a veces no retornaba. Viajaba de país en país sin descanso.

Eso es el amor, la pasión y la dedicación que nos deja como ejemplo Daniela Macías, quien no imagina una vida sin la raqueta y la pluma de ganzo en sus manos. “Yo ahorita estoy haciendo bádminton, me encanta y voy a seguir. No te podría decir cuándo me voy a retirar; cuando llegue el momento, lo haré, pero ahora no me imagino haciendo eso, porque amo jugar bádminton”, finalizó.