Cajamarca: ronderos defienden su derecho de impartir justicia
Cajamarca: ronderos defienden su derecho de impartir justicia
Francesca García Delgado

Lejos de Lima, donde el Congreso debatirá el dictamen que podría criminalizar la justicia impartida por las , un grupo de ronderos patrulla, como de costumbre, su jurisdicción.

Heriberto Ventura y Fernando Chuquilín son dos ronderos de , donde nacieron estas organizaciones, que han sido tanto elogiadas como criticadas por su forma de administrar justicia, pero que tienen reconocimiento legal desde hace 39 años.

Su consolidación se debe, señalan, a que son la mejor solución frente al avance de la delincuencia y la pasividad de las autoridades. Sin embargo, Fernando Chuquilín, presidente de las rondas urbanas de Cajamarca, reconoce que a veces sus compañeros cometen excesos, pero aclara que es “por falta de conocimiento”.  

En tanto, Heriberto Ventura, presidente de las rondas campesinas, advierte que seguirán aplicando sus leyes aunque el dictamen se apruebe.

LECTURA TEXTUAL
La iniciativa legislativa para modificar el Código Penal fue aprobada en diciembre del año pasado. En ella no se menciona la justicia de las rondas, la cual está amparada por la Constitución, en la que se asigna a estas organizaciones la función de apoyo a las autoridades. 

Para César Bazán, miembro del área de seguridad ciudadana del Instituto de Defensa Legal (IDL), el dictamen evidencia desconocimiento de la realidad del país, pues, de aplicarse, haría que los sean acusados de usurpación de funciones y ello generaría conflictividad social. 

LEE MÁS EN NUESTRA EDICIÓN IMPRESA...