Churchill Orellana: ¿Quién es el hijo de Rodolfo Orellana?
Sebastian Ortiz Martínez

Según el organigrama de la presunta red criminal de , elaborado por el despacho de la fiscal Marita Barreto y presentado en su ampliación de denuncia ante el Poder Judicial el año pasado, "uno de los principales mandos medios de esta mafia sería Churchill Bruce Orellana Rengifo, quien antes se llamó Churchill Bruce Ríos Vela, el hijo adoptivo del prófugo abogado".

El documento, al que accedió El Comercio, indica que Ríos Vela fue adoptado ante la Municipalidad de Tocache (San Martín) por el cabecilla de la supuesta organización delictiva el 14 de junio del 2010, cuando este tenía aproximadamente 24 años. Tras ello, Churchill Orellana pasó a ser pieza clave para el clan dirigido por su padre y tía Ludith Orellana.

Y así como el coronel PNP (r) dirigió el frente de choque, el hijo adoptivo de ‘El gordo’ fue una de las cabezas de la otra división de la red. Se encargó de la administración, control y supervisión de los ‘negocios’ y de las empresas, así como en la transferencia de inmuebles y vehículos a favor de la organización.

La investigación preparatoria de la Segunda Fiscalía Supraprovincial Corporativa Especializada en Delito de Lavado de Activos determinó que Churchill Orellana “participó en forma activa y directa en la ejecución del delito de lavado de activos y asociación ilícita para delinquir”.

El Ministerio Público llega a esa conclusión, luego de analizar, más de una decena de operaciones de venta y compra de inmuebles y vehículos, en las que participó el imputado. Estas acciones se realizaron para maquillar las transacciones y lavar el dinero ilegal de la red.

Incluso, le transfirió propiedades a la Cooperativa de Ahorro y Crédito para Empresas Exportadoras (Coopex), de la que fue directivo por un año.

FUNDADOR DE EMPRESAS DE FACHADA
La fiscalía también halló pruebas que demuestran que Churchill Orellana creó al menos tres empresas y fue gerente y apoderado de otras seis, que sirvieron de fachada para lavar el dinero obtenido por la organización criminal de estafas con propiedades, cartas fianza dadas por Coopex y el pago de terceros por ciertos servicios.

Por ejemplo, Churchill Orellana fundó la empresa “Churchill Schwartz Construcción SAC”, que no registra trabajadores antes la Sunat y tampoco endeudamiento en el sistema financiero. Pero sí habría realizado “grandes transacciones financieras”.

También constituyó la compañía “Churchill Inmobiliary SAC” y Norte Perú Inversiones Mineras SAC, entre los años 2009 y 2011.

CUENTAS INJUSTIFICADAS
Según un informe de la Unidad de Inteligencia financiera, el hijo de Rodolfo Orellana tuvo entre los años 2007 y 2011 dos cuentas de ahorros, en el Banco de Crédito e Interbank. En la primera entidad guardó US$ 18,790, mientras que en la otra S/.251,170. A la fiscalía le llamó "poderosamente" la atención, que en la cuenta del Interbank registre ingresos por S/.233, 855 en el 2011, debido a que ese año Churchill Orellana recién había culminado sus estudios universitarios en Derecho.

Ese año, no registra Declaración Jurada del Impuesto General a las Ventas (IGV), o declaración de honorarios profesionales.

Entre el 2008 y 2014, el mando medio de la red viajó a Ecuador, Argentina, Brasil, Colombia, Panamá y Estados Unidos. Churchill Orellana, quien fue capturado esta tarde, no ha podido precisar el origen del dinero que le sirvió para costear estas salidas al extranjero.

En el informe de la fiscalía, se menciona que los viajes del imputado a Panamá, donde existe un paraíso fiscal, fueron reiterativos.

LOS DATOS
Un informe que emitió el programa “Panorama” en junio pasado indicó que Churchill Orellana sería uno de los nexos de su padre con el narcotráfico.

El mando medio de la organización criminal recibió un poder para administrar cuatro departamentos en Chaclacayo (Lima) de parte de Laura More Tejada, hermana de Ricardo More Tejada. Esta persona fue procesada por tráfico ilícito de drogas, después de que se la hallara con cuatro kilo de cocaína en Chile en 1999.

MÁS DE RODOLFO ORELLANA...