El mandatario usó su vehículo oficial para acudir a la fiscalía en el Centro de Lima. El trabajo en cuestión lo hizo en coautoría con su esposa. (Foto: Jorge Cerdán)
El mandatario usó su vehículo oficial para acudir a la fiscalía en el Centro de Lima. El trabajo en cuestión lo hizo en coautoría con su esposa. (Foto: Jorge Cerdán)
/ JORGE CERDAN
Karem Barboza Quiroz

El presidente de la República, , se acogió una vez más al silencio durante el interrogatorio que le formuló la fiscalía anticorrupción como parte de la investigación que se le sigue por el presunto plagio de su tesis para obtener el grado de Magíster en Psicología por la (UCV).

La diligencia, programada para las 2 p.m. del último jueves, estuvo a cargo de la fiscal provincial especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Cajamarca, Nury Marín Reyes, quien llegó con ese fin a Lima.

El mandatario ingresó pasada la 1:40 p.m. a una de las sedes del (edificio Progreso), en el Centro de Lima. Luego de 40 minutos, se retiró rodeado por su seguridad y escoltado por sus abogados Benji Espinoza y Eduardo Pachas.

MIRA: Ministro Félix Chero sobre investigación: “Se me incorpora por un hecho absolutamente falso”

Castillo Terrones es investigado, junto a la primera dama Lilia Paredes, por presunto plagio y cobro ilegal (por beneficiarse indebidamente a raíz del grado académico) en función de la tesis que ambos presentaron ante la UCV, denominada: “La equidad de género y los aprendizajes significativos del área de personal social en los estudiantes del IV ciclo de la Institución Educativa N° 10465 Puña - Tacabamba - Chota”.

En julio último, el caso fue archivado pese a que no se había citado a Castillo y Paredes. Sin embargo, fue reabierto en agosto por la Fiscalía Superior de Cajamarca ante la apelación de la Superintendencia Nacional de Educación Superior (Sunedu).

Entre las diligencias que se ordenaron realizar figura el interrogatorio al mandatario y la primera dama.

Benji Espinoza Ramos, abogado de la pareja presidencial, ya había adelantado que Castillo acudiría a la citación y negaría los cargos, pero que haría uso de sus derechos constitucionales. Es decir, guardar silencio.

Como ya lo hizo en otras investigaciones a las que fue citado el mandatario, el abogado indicó que solicitaría a la fiscalía que vuelva a convocar a su patrocinado cuando haya reunido todas las pruebas e información sobre los hechos por los que se le está investigando.

MIRA: “Hay una lucha de poder que a veces puede ser encarnizada”

“Más que más pruebas, todas las pruebas. Vamos a hacer una comparación, entre rendir una declaración parcial sobre una parte de la información a rendir una declaración sobre todo lo que existe. Es mejor tener el cuadro completo”, dijo el abogado momentos antes del interrogatorio.

Concluida la diligencia, Espinoza usó sus redes sociales para indicar que el presidente “acudió a la fiscalía”.

“Colaboración en el marco de las investigaciones. Ejercicio de sus derechos fundamentales”, agregó.

Sin palabras

Para el penalista Andy Carrión, la táctica que usa Castillo al acudir a la fiscalía y pedir que se le vuelva a citar cuando haya más información “es una estrategia jurídico-política”, pues no le conviene decir que guardó silencio.

Si bien el mandatario, indicó el experto, puede dejar constancia de que rechaza los hechos, no contestar a las preguntas propias de la fiscalía es guardar silencio, más allá de que “exista un malabar terminológico que diga que se presentó, pero se reservó”.

“En rigor, si es que hay que calificar ese hecho, es que el presidente ha guardado silencio, ese es el término jurídico. No hay ningún termino jurídico que represente la reserva de la declaración, no existe ese término jurídico”, indicó Carrión.

Explicó que podría existir temor de Castillo al adelantar una versión que después pueda ser refutada por la fiscalía.

“Temen que, a raíz de lo que diga el presidente, la fiscalía pueda ir encontrando evidencias de que él esté dando una versión falsa. Entonces, lo que quiere la defensa es tener todos los documentos, los interrogatorios, casi una investigación culminada para que, visualizando todo ello, pueda esbozar una estrategia más elaborada”, apuntó el abogado.

La Sunedu aún espera información

La Superintendencia Nacional de Educación Superior (Sunedu) informó a El Comercio que aún espera la información solicitada al Ministerio Público sobre el presunto plagio de Castillo. Ello, para determinar si las acciones de investigación de la UCV fueron o no las adecuadas.

“Tuvimos respuestas de algunas fiscalías, que están en evaluación. Se recogerá información pública sobre las investigaciones de las fiscalías que no han respondido y en paralelo se valora un pedido reiterativo”, indicaron.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más