Este lunes, Colette nos enseña a disfrutar de un ingrediente en particular: hígado de pollo.
Este lunes, Colette nos enseña a disfrutar de un ingrediente en particular: hígado de pollo.
Colette  Olaechea

Perfecto para el desayuno, un piqueo o la lonchera. Esta receta maravillosa es de mi tía Ana, la hermana de mi suegra.

MIRA: Trattoria Mambrino: qué debes probar en tu visita al restaurante que celebra la cocina italiana

Ingredientes:

  • 1/2 kg hígado de pollo
  • 1/2 cebolla grande, cortada en 4
  • 2 dientes ajo
  • 3 hojas de laurel
  • 1 cucharadita de sal y 1/2 de pimienta negra (recién molida, mejor)
  • 100 g. de mantequilla temperatura ambiente (si necesita, al momento de licuar le pueden poner un chorrito de agua)
  • 1 cucharada de aceite de oliva o vegetal (para cocinar el aderezo)
  • 1 taza de vino blanco
/ Colette Olaechea

Preparación:

Colocar en una olla mediana el aceite de oliva, la cebolla, el laurel, los ajos y la pimienta y cocinar a fuego medio hasta que esté bien cocida la cebolla, no dorada. Luego añadir el hígado y la sal. A la mitad de la cocción del hígado (después de 5 minutos aproximadamente) agregar el vino y esperar que se evapore. Apenas esté cocido el hígado, retirarlo. Enseguida poner la mitad de la mantequilla al fondo del vaso de la licuadora, verter todo lo cocido (menos las hojas de laurel) y agregar la otra mitad de la mantequilla. Licuar completamente y luego colocarlo en un recipiente y refrigerar, ideal de un día para el otro o por lo menos un par de horas. Servir con tostadas, chips, gajos de manzana o crudites.

Nota: si lo quieren para bebés mayores de un año pueden sustituir el vino por agua.

Para más recetas fáciles y ricas para la familia y los más pequeños de la casa síganme todos los lunes en .

Muchos cariños,

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más