Redacción EC

Es indiscutible señalar que la mujer requiere de un adecuado desarrollo físico y biológico para seguir cumpliendo con sus múltiples roles, sin perjuicio de su salud, ni del crecimiento y desarrollo de sus hijos. Por esta razón, es indispensable garantizar los aportes nutricionales específicos que requiere en las diferentes etapas de su vida. Una de ellas es la gestación. Por ello, la alimentación tiene un papel fundamental en el desarrollo del futuro bebé durante el embarazo y la lactancia.

MIRA AQUÍ | Coronavirus: ¿Cómo podemos diferenciar una gripe del COVID-19?

Ante este tema, El Comercio contactó a Rubí Paravecino, nutricionista con amplia experiencia para que brinde recomendaciones a la madre gestante durante esa etapa de su vida.

“Los objetivos principales que se tienen que cubrir en la nutrición y alimentación de una madre gestante son dos cosas importantes: primero se debe prevenir las deficiencias nutricionales en la madre y el bebé. En segundo lugar se deben promocionar los nutrientes que van a favorecer el crecimiento y desarrollo del bebé”, comenta la especialista.

REVISA AQUÍ | Cómo explica la ciencia que haya canciones que no olvidamos jamás

¿Cuáles son esos nutrientes que ayudan a favorecer el crecimiento del bebé?

Rubí Paravecino responde: “Hay nutrientes súper importantes como son las proteínas, las grasas insaturadas y el agua. En el caso de las proteínas tienen que ser de alto valor biológico como aquellas que provienen de los alimentos de origen animal: huevos, queso y carnes. Cuando nos referimos a grasas insaturadas nos referimos al omega. Esto es básico porque va a desarrollar todo el sistema nervioso y el cerebro del bebé. Esto lo encontramos en los aceites de girasol, maíz y oliva, que son aceites más ricos y en cuanto al agua, es importante porque la leche materna contiene: 85 y 90 % de agua. Por eso, una madre necesita entre dos o tres litros de agua”.

La especialista agrega sobre otros elementos nutricionales a los que se debe dar la importancia necesaria:

“Otro de los nutrientes importantes es el hierro. La necesidad del hierro se duplica. Por esa razón, es casi imposible cubrirla con los alimentos. Por eso, debe cumplir las indicaciones que le haga el médico, la obstetra o nutricionista sobre la suplementación del hierro, pero tenemos que ayudar con los alimentos: vísceras, sangrecita, carnes rojas, las leguminosas y pasas (porcentaje mayor de hierro que las menestra). Lo siguiente es el calcio, que favorece la formación de los glóbulos rojos y el esqueleto del feto. La transmisión final del calcio se hace en el último trimestre de embarazo de la mamá. Además, la madre se debe exponer al sol, porque todo el calcio se activa con la vitamina D y esta funciona con la exposición al sol entre 10 y 30 minutos siempre protegiéndose la piel”.

TE PUEDE INTERESAR | Gratificación: ¿cómo manejarla correctamente en tiempos de pandemia?

A su vez, el zinc se asocia al bajo peso al nacer y cuando hay un parto prematuro. Las fuentes nutricionales que contienen este elemento son los mariscos, carnes rojas, lácteos y todos los cereales integrales.

El siguiente valor nutricional es el ácido fólico, que es otro nutriente que se duplica y es un poco complicado reemplazarlo. Por eso, se recomienda que antes de planear un embarazo, una mujer debe recibir ácido fólico y esto es importante porque forma las nuevas células del bebé y disminuye el riesgo de tener defectos en el tubo neural.

No obstante, la nutricionista hace hincapié en que debe haber tres comidas principales: desayuno, almuerzo y cena.

MIRA AQUÍ | Banksy: el misterio de la bicicleta desaparecida de una obra del artista urbano

“Por ahí, un adicional, que puede ser un refrigerio según como ella se sienta más cómoda. Debe consumir al menos tres veces por semana, alimentos ricos en hierro al igual que consumir huevo, por lo menos los dos primeros trimestres (tres veces por semana) y al partir del último trimestre debe consumir uno al día. También, consumir acelga, espinaca, zapallo, zanahoria, menestras ( tres veces por semana), consumir frutas en estado natural y de diversos colores. No es recomendable el consumo de jugos o mazamorras porque contienen azúcar y eso tiende a engordar”.

Finalmente, ¿qué no se debe consumir en la etapa de gestación? “Hay que evitar consumir té, café, licor y cigarros porque causan un daño directo al bebé. Si la madre tiene nauseas o se llena rápido, la recomendación es que divida sus comidas y complete todos sus alimentos necesarios”.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

Acción de Gracias: conoce a los suertudos pavos que serán perdonados por Donald Trump
Conoce a las aves que serán indultadas este 26 de noviembre. Ambos animales se encuentran hospedados en el lujoso hotel Willard Intercontinental de Washington.