☆☆☆☆☆
Director:
Actores:
Género:
Duración:
Clasificación:
Melissa McCarthy y Octavia Spencer dan vida a dos superheroínas que llegan para romper con los moldes de lo establecido en este género del cine. La cinta forma parte del Top 10 de producciones más vistas en el Perú y, por eso, nos dimos la tarea de verla. (Foto: Netflix)
Melissa McCarthy y Octavia Spencer dan vida a dos superheroínas que llegan para romper con los moldes de lo establecido en este género del cine. La cinta forma parte del Top 10 de producciones más vistas en el Perú y, por eso, nos dimos la tarea de verla. (Foto: Netflix)
Pierina Denegri Davies

Las películas de , en su mayoría, nos presentan a protagonistas con cuerpos “perfectos”. Pero esta perfección no queda ahí. Parecen seres nacidos para esta heroica tarea -la de salvar al mundo- y todo en ellos está representado como fuerte, inmaculado y bello. Al menos hasta ahora. El nuevo filme de “Fuerza Trueno” apostó por llevar a la pantalla grande a dos mujeres en sus 50 años como las superheroínas, tratando de darle una cachetada a estos estándares irreales presentados durante muchos años. ¿Las actrices elegidas para esta tarea? Nada más y nada menos que y Octavia Spencer. A primera vista puede sonar interesante, pero ¿vale la pena verla? Aquí te lo contamos.

MIRA: Netflix: estas son las 30 mejores películas de la plataforma, según la crítica

La película fue escrita y dirigida por Ben Falcone y se estrenó en la plataforma de streaming el 9 de abril de este año. Además de McCarthy y Spencer, el elenco es conformado por Bobby Cannavale, Jason Bateman, Pom Klementieff, Taylor Mosby y Melissa Leo. Esta es la quinta colaboración entre Falcone y McCarthy, quienes son esposos.

La historia se presenta en un mundo donde las personas con poderes son villanos. En este, dos adolescentes se conocen en una escuela y forman una gran amistad. Por un lado, tenemos a Emily Staton (Spencer), quien perdió a sus padres como parte del fuego cruzado en la batalla entre las autoridades y los malhechores. Ella es una inteligente joven que tiene como meta completar la labor de sus padres, ya que eran genetistas, y otorgar poderes a personas capaces de combatir a los villanos. Por el otro, está Lydia (McCarthy), una chica despreocupada, amante de la música y que quiere divertirse. Tras una pelea, las mejores amigas se separan y dejan de hablarse.

La cinta da un salto a la actualidad, donde Em es una gran científica que creó una compañía para otorgar poderes a las personas promedio, y Lydia se dedica al manejo de maquinaria pesada. Pero todo cambia radicalmente cuando se reencuentran y, por accidente o descuido, Lydia recibe un tratamiento que le permite desarrollar superfuerza. Lo que deja a Em con el poder de la invisibilidad. Así, ambas se entrenarán y formarán el equipo de superheroínas llamado Fuerza Trueno.

“No soy nerd, soy lista”

Esta es una película llena de oportunidades perdidas, así que comenzaremos a enumerarlas. Emily es una mujer realmente inteligente, con metas claras y en una constante búsqueda por el bien de la humanidad y la justicia para sus padres. Es, salvando las diferencias obvias, una especie de Batman. Pero la cinta no aprovecha para nada el potencial de esta historia. En un principio parece que la trama va a centrarse en ella y su camino, pero no es así. Solo la pintan, en su juventud y adultez, como una mujer estricta, seria, sin capacidad para divertirse y “demasiado” concentrada en sus objetivos. ¿El cine no ha avanzado lo suficiente como para seguir pintando a una mujer exitosa como aburrida?

Vivian Falcone, hija del director y McCarthy, interpreta a Lydia en su versión adolescente. (Foto: Netflix)
Vivian Falcone, hija del director y McCarthy, interpreta a Lydia en su versión adolescente. (Foto: Netflix)

¿Se imaginan si conociéramos su camino en la ciencia, aunque sea un poco? Cómo es que logró tener su compañía, los conflictos que tiene entre su pasado y presente, sus logros en la genética o cómo balancea la relación con su hija Tracy (Mosby) y su trabajo. Pero, no. Es como si fuese la acompañante del superhéroe principal, siendo esta Lydia. Incluso el poder que tiene, la invisibilidad, parece perpetuar esta idea tan plana que se tiene del personaje. Y es que como dice Em más de una vez, “no soy nerd, soy lista”, pero nadie se cree ese cuento en la película.

Y sí, vemos una especie de desarrollo del personaje, ya que se contagia un poco de la soltura y del espíritu libre que tiene Lydia, pero tampoco podemos decir que esta es la historia principal. Solo vemos pequeños ejemplos de Staton bailando de una forma divertida mientras es invisible o escapando del entrenamiento con una broma algo típica.

Cuerpos reales, cuerpos heroicos

Como comenté al principio, los cuerpos de los superhéroes son perfectos. Ni un gramo de grasa extra donde no lo necesiten, ni un músculo no tonificado. Pero estas protagonistas no son Gal Gadot ni Scarlett Johansson en sus personajes de la Mujer Maravilla o la Viuda Negra, respectivamente. Y eso resulta genial, sobre todo en una sociedad que, cada vez más, apuesta por la aceptación de los distintos cuerpos. Pero, de nuevo, no hay nada de esto. Ni siquiera se cuestionan los estándares.

Em y Lydia se unen bajo el nombre Fuerza Trueno para enfrentar a los malhechores. (Foto: Netflix)
Em y Lydia se unen bajo el nombre Fuerza Trueno para enfrentar a los malhechores. (Foto: Netflix)

Hay que ser claras, no espero una obra de arte ni un drama, pero sí que se explore de alguna forma cómica cómo estas dos protagonistas rompen todos los moldes establecidos para las superheroínas. Por momentos, caen en un humor que se fija en sus problemas para entrar y salir de un carro (aparentemente por su edad), pero nada más. ¿Qué tal si discutían sus inseguridades frente a la idea de combatir el crimen? ¿O si serán aceptadas por los ciudadanos o no? Incluso sería más satisfactorio ver cómo se burlan de este prototipo perfecto de héroe.

De las escenas de acción, ni hablemos. Parece que su entrenamiento no sirvió de absolutamente nada. Hasta evitan el enfrentamiento. La película pasa más tiempo mostrando la superfuerza de Lydia durante su periodo de prueba que cuando en realidad la necesita para enfrentarse a quien sería la villana principal: Laser (Klementieff). Nadie busca que logren lo que Superman o Batman en dos meses, pero qué genial sería ver a dos mujeres mayores que no caen en el estereotipo de cuerpos perfectos, repartir un par de golpes y patadas a quienes lo merecen.

Cuando Jerry y Lydia se conocen, empiezan un romance escondido, debido a que él es malhechor y ella una superheroína. (Foto: Netflix)
Cuando Jerry y Lydia se conocen, empiezan un romance escondido, debido a que él es malhechor y ella una superheroína. (Foto: Netflix)

Aquí también cabe mencionar una relación un poco...rara. Otro de los malhechores es Jerry El Cangrejo (Bateman), un hombre que en vez de tener brazos tiene tenazas. Y ¿quién se enamora de él? Lydia. Pero esta relación más se asemeja a la de una persona con su comida, porque en escenas se ve cómo ella llena de mantequilla sus brazos o lo sazona con especias antes de tener un encuentro íntimo. Y claro, en una apuesta por el humor fácil, puede dar risa. Pero detrás de esto está algo triste: es, en realidad, una burla porque retratan cómo una mujer de talla grande está “enamorada” de la comida. Y no me lo invento, la misma mujer cuenta que le gusta porque le recuerda a los platillos llenos de cangrejo que comía cuando era más joven.

Villanos simplones, al igual que la trama

En la historia, se explica que en 1983 una serie de rayos cósmicos interestelares embistió contra los habitantes de la tierra. La consecuencia fue que la genética de algunas personas se transformó, permitiéndoles tener superpoderes. ¿El problema? Estos dotes solo se manifiestan en ciertos individuos, quienes están genéticamente predispuestos a ser sociópatas, por eso son villanos. ¿Suena genial, no? Bueno, es lo único que nos explican sobre ellos.

El Rey es la mente maestra que controla a Jerry y Laser, todo con el objetivo de llegar a la alcaldía, escalar en el poder y se presidente. ¿Su secreto? Él también es un villano con dotes especiales. (Foto: Netflix)
El Rey es la mente maestra que controla a Jerry y Laser, todo con el objetivo de llegar a la alcaldía, escalar en el poder y se presidente. ¿Su secreto? Él también es un villano con dotes especiales. (Foto: Netflix)

A medida que avanza la historia, una espera ver, al menos, un villano o villana interesante. Aquí vuelven a decepcionar. En un principio muestran a Laser y Jerry El Cangrejo como dos malhechores que atormentan a la ciudad sin motivo aparente más allá de crear caos. En realidad, la mente maestra es William Stevens El Rey (Cannavale), que postula a la alcaldía de la ciudad. Su plan es usar a estos villanos para que su imagen en las encuestas suba y pueda llegar al poder. El único atisbo de complejidad se plasma en Jerry, quien sufre un cambio de bando a causa de su consciencia. Y sí, el brillante plan es matar a su competencia (luego de que esta ganara) con una bomba. ¡Qué innovador!

Otros horrores o errores

Una broma muy poco original, como las que abundan en la película, es cuando las protagonistas se reúnen con la abuela de Em para contarle su “secreto” y revelarle que son el dúo Fuerza Trueno. Pero la señora cree que lo que ocultan es que son una pareja y planean casarse. De nuevo, ¿no hemos avanzado lo suficiente como repetir la broma donde dos mejores amigas son lesbianas? ¿Tan poca imaginación tuvo Falcone?

Uno de los pocos momentos de acción, más o menos logrados, es la batalla entre Lydia y Laser. (Foto: Hopper Stone /Netflix)
Uno de los pocos momentos de acción, más o menos logrados, es la batalla entre Lydia y Laser. (Foto: Hopper Stone /Netflix) / HOPPER STONE/NETFLIX © 2021 

En ambas mujeres vemos pequeñas muestras de altruismo, característica de cualquier héroe. Lydia ayuda al dueño de su cafetería predilecta a reparar una puerta y arregla una estatua caída tras el ataque de Laser. Em, pasó 20 años dedicada al estudio de la genética para desarrollar la fórmula ideal que le de poderes a la gente de a pie. Por ahí, podríamos asumir que hay un guiño a la idea de que en cada uno de nosotros hay algo de superhéroe, pero no es un mensaje que se explote.

Las batallas finales siempre son emocionantes, pero no aquí. La pelea entre El Rey y Lydia por momentos se pone algo intensa y vemos cómo la mujer ha mejorado en su combate, pero son momentos realmente cortos, interrumpidos por diálogos flojos. Algo que desconcertó fue que, de la nada, Tracy aparece con un traje que la hace tener supervelocidad, pero no se cuenta absolutamente nada de esta historia o cómo pasó.

Las actuaciones fueron...olvidables. Resulta triste que la capacidad actoral de Octavia Spencer, ganadora de un Premio Oscar, no haya tenido el protagonismo que merece. Y en el caso de Melissa McCarthy parece que está destinada a repetir personajes fastidiosos y groseros.

Mosby interpreta a Tracy, hija de Emily, una adolescente de 15 años muy inteligente y que apoya a su madre en la compañía. (Foto: Netflix)
Mosby interpreta a Tracy, hija de Emily, una adolescente de 15 años muy inteligente y que apoya a su madre en la compañía. (Foto: Netflix)

“Fuerza Trueno” no es una comedia ni una película de superhéroes ni una sátira de este género cinematográfico. Es una historia que tuvo más de una oportunidad de convertirse en algo interesante, pero que falló en el intento. Una decepción.

LA FICHA

Sinopsis: El correr de los años separó a dos amigas de la infancia. Hoy, son superheroínas. ¿Estará lista la ciudad para ellas?

Duración: 1 h 47 m

Géneros: Acción y aventuras, Superhéroes, Comedias de acción

Elenco: melissa McCarthy, Octavia Spencer, Jason Bateman, Bobby Cannavale, Pom Klementieff, Melissa Leo, Taylor Mosby, Marcella Lowery, Melissa Ponzio

Calificación: 13+

Año: 2021

Películas similares: “Héroe de centro comercial 2″, “Seguridad nacional”, “Coffee y Kareem”.

Calificación del autor:

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR






Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más