Hay un término conocido como 'anxiety baking', o repostería por ansiedad, que hace alusión a la necesidad que tenemos de comer algo dulce o reconfortante en momentos de crisis.
Hay un término conocido como 'anxiety baking', o repostería por ansiedad, que hace alusión a la necesidad que tenemos de comer algo dulce o reconfortante en momentos de crisis.
Nora Sugobono

Hay un fenómeno mágico -aunque no deja de ser matemático, o más bien científico- que solo ocurre con la repostería y tiene que ver con un ejercicio práctico, algo que se traduce en una sensación de seguridad: sigue la receta y obtendrás un resultado. ‘Cocinar te quita el estrés. Estás tan concentrado en lo que estás haciendo que a veces hasta te olvidas del mundo’, sostiene Ana Luisa Velarde, chef y dueña de la pastelería Ana Avellana. Y puede que tenga razón.

‘En la repostería siempre estás enfocado en medir los ingredientes, en no salirte de las reglas. Aunque suene contradictorio, seguir los pasos al pie de la letra te puede llegar a relajar. Luego, cuando tienes el producto final delante y te sale rico, te sientes bien, te suben los ánimos’, continúa. ¿Por qué la gente dejó de hornear cosas en casa, o lo hace cada vez menos? Velarde lo tiene claro: estábamos muy ocupados para hacerlo. ‘No es trabajoso, pero sí te quita tiempo’, afirma. ¿Una ventaja a veces inexplorada? Es una gran excusa para introducir o involucrar a los niños en la cocina, sobre todo en estos días en los que necesitan diversidad de ocupaciones dentro de casa. ‘Es buena idea que colaboren en la elaboración de las masas, para dulces o salados’, aconseja Ana.

Aprovechemos la fruta que se nos está quedando para hacer compotas, y usemos nuestros guisos para rellenar quiches o pies. Cuando la jornada se haga difícil, el mal humor acompañe, o el cariño escasee, recuerde que no hay nada más reconfortante -para el cuerpo y el alma- que saber que un queque saldrá pronto del horno. Si no nos cree, basta con seguir la receta para comprobarlo.

¿Qué es un coronavirus?

Los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden llegar a causar infecciones que van desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, que se pueden contagiar de animales a personas (transmisión zoonótica). De acuerdo con estudios, el SRAS-CoV se transmitió de la civeta al ser humano, mientras que el MERS-CoV pasó del dromedario a la gente. El último caso de coronavirus que se conoce es el covid-19.

En resumen, un nuevo coronavirus es una nueva cepa de coronavirus que no se había encontrado antes en el ser humano y debe su nombre al aspecto que presenta, ya que es muy parecido a una corona o un halo.

¿Cuáles son los síntomas del nuevo coronavirus?

Entre los síntomas más comunes del covid-19 están: fiebre, cansancio y tos seca, aunque en algunos pacientes se ha detectado dolor corporal, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta y diarrea. Estos malestares pueden ser leves o presentarse de forma gradual; sin embargo, existen casos en los que la gente se infecta, pero no desarrolla ningún síntoma, precisó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Además, la entidad dio a conocer que el 80 % de personas que adquieren la enfermedad se recupera sin llevar un tratamiento especial, 1 de cada 6 casos desarrolla una enfermedad grave y tiene dificultad para respirar, la gente mayor y quienes padecen afecciones médicas subyacentes (hipertensión arterial, problemas cardiacos o diabetes) tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave y que solo el 2 % de los que contrajeron el virus murieron.

El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido informativo sobre el coronavirus.

VIDEO RELACIONADO

Cómo hacer un manjar de lúcuma casero y rendidor

Así se prepara un delicioso manjar blanco a la olla

TE PUEDE INTERESAR