La pandemia nos ha obligado a buscar otras maneras de mostrar afecto, quizá más profundas que las que estábamos acostumbrados. ¿Cómo lograrlo en un contexto donde besos, abrazos y otras demostraciones de amor están prácticamente prohibidos?
La pandemia nos ha obligado a buscar otras maneras de mostrar afecto, quizá más profundas que las que estábamos acostumbrados. ¿Cómo lograrlo en un contexto donde besos, abrazos y otras demostraciones de amor están prácticamente prohibidos?
Nora Sugobono

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Qué difícil debe ser besar sin poder tocar los labios. Querer sin estar cerca. Abrazar tan solo en la memoria. Extrañar sin tener ninguna certeza. Se aproxima y resulta inevitable no reparar en todas las cosas que han cambiado en el último año a raíz de la pandemia. Para bien o para mal los afectos se han reconfigurado, sincerado, ya sea con la distancia o en la propia convivencia. Esto salpica a todos los ejes de nuestras vidas, más allá de la presencia de una pareja: el amor está en todas partes, pero no siempre sabemos verlo.

¿Qué estamos haciendo para colaborar con que el barrio, el entorno donde vivimos, sea un poco mejor? ¿Le decimos a la familia y los amigos que nos acompañan en estos momentos lo importantes que son? ¿Cuidamos como es debido al perro o gato que se encarga -sin saberlo- de hacer que nuestros días sean más bonitos? ¿Cómo cultivamos el amor más importante de todos, que es el que sentimos por nosotros mismos? Consultamos con seis expertos para responder a estas y otras interrogantes.

1. Amor por la familia

Las relaciones que cultivamos a lo largo de los años son el principal predictor de salud y felicidad en nuestra vida, sostiene , bióloga, coach y especialista en felicidad. Sin embargo, la mayoría de personas no siempre priorizan ni la calidad ni la cantidad de tiempo que les dedican. “Si bien esta coyuntura es un gran reto para la mayoría, también puede ser una oportunidad para implementar nuevas prácticas”, explica. ¿Qué podemos hacer? Para la experta es clave desconectar para conectar: si no podemos tener comunicación cara a cara, hagamos que la digital valga la pena. “Digamos las cosas de corazón. Por ejemplo, con una carta de gratitud a algún miembro de la familia. Si podemos leérsela en persona, ideal; si no, se puede hacer lo mismo por videollamada”, sugiere.

MIRA: Mascotas: ¿Qué hacer si tu perro se lame las patas con demasiada frecuencia?

2. Amor por lo que haces

En un momento de crisis como el actual, donde muchos han perdido su empleo o se han visto en la necesidad de buscar nuevos caminos o emprendimientos, ponerle empeño a lo que hacemos no es un ejercicio cualquiera: es una filosofía de vida. “Sea lo que sea a lo que te dediques, lo más importante es que te apasione, que te motive a levantarte en las mañanas y seguir adelante”, explica , asesora de marketing y coach ejecutiva. “Una vez que encontramos el gusto por lo que hacemos no importa qué tan cansados estemos, siempre habrá motivos para continuar”, añade. Si aporta a nuestro crecimiento y experiencia tanto personal como profesional, y nos permite seguir aprendiendo a diario, entonces vamos por buen camino.

3. Amor por la pareja con quien vives

La tolerancia es quizá la muestra de amor más grande en tiempos de pandemia, según sostiene el psicólogo y sexólogo “Se trata de dos personas totalmente diferentes, con gustos y rituales que no necesariamente serán iguales, que piensan distinto”, afirma Martínez, “pero aquello que tienen en común es imprescindible para ser pareja”. Si bien es fundamental que cada uno tenga en cuenta qué es lo que hace feliz al otro, también lo es encontrar algo que ambos disfruten haciendo siempre juntos. “Es importante que no se pierdan los momentos de intimidad, ya sea cocinando, viendo una serie, armando un rompecabezas o con un playlist de música que ambos disfruten”, indica. Prepararse (y comprometerse) a esos momentos en pareja es la verdadera muestra de amor.

MIRA: El padre Omar y un sueño: ganar un premio internacional para invertir en otra planta de oxígeno

4. Amor por las mascotas

Son los grandes compañeros de esta pandemia. “Una mascota es más que un animalito en casa. Entró a tu hogar para convertirse en tu amigo incondicional y confidente. No le importa ni tu apariencia ni tus virtudes o defectos. Está allí para darte todo su amor”, sostiene , experta en mascotas y columnista web de Somos. “¿Cómo retribuirles ese amor? Respetándolos, educándolos, cuidándolos, dándoles atención, acariciándolos y haciéndoles sentir que son parte de tu familia. Aunque no puedan decírtelo, siempre te lo agradecerán”, indica. Aprovechemos este tiempo para ponernos al día con sus chequeos en el veterinario, revisar su alimentación y pasar momentos de calidad con ellos. Este es un amor único, que solo se puede entender cuando se vive.

5. Amor por los amigos

A la mayoría no los vemos hace casi un año, pero han sido y son un gran soporte emocional durante este tiempo. “Cada uno vive la cuarentena a su estilo y con sus dificultades. Por eso es tan importante preguntarles siempre cómo se sienten o si necesitan algo”, aconseja Christian Martínez. Hacerle saber al otro que nos preocupamos, que estamos ahí para escucharlo, será de gran ayuda. “No debemos reprimirnos en manifestar nuestros afectos. Acordemos hacer videollamadas individuales o grupales para compartir un rato al final del día o en momentos determinados”, sostiene. Eso ayudará a que todos despejen la mente, pero también nos hará ser conscientes del rol tan valioso que tienen los amigos en nuestras vidas.

MIRA: ‘Manguera’ Villanueva: secretos y milagros contados por primera vez por Luzmila, su hija

6. Amor por la comida

Decía el autor irlandés George Bernard Shaw que no hay amor más sincero que el amor por la comida. Y en esta cuarentena muchos han podido confirmarlo. “Cualquier manera de cocinar es una muestra de amor. Más aún si no somos expertos y hacemos un gran esfuerzo por preparar algo para alguien”, indica el chefPero este amor va más allá de servir un plato en la mesa. Apoyar a los emprendimientos gastronómicos que han surgido durante esta pandemia es gratificante para ambas partes. Rescatar recetas familiares, poniéndolas en valor y, sobre todo, contando las historias que hay detrás, es otra forma de demostrar afecto: tanto para los demás como para nosotros mismos. “Siempre nos van a traer recuerdos llenos de cariño”, finaliza Del Castillo.

7. Amor por la pareja a distancia

Hoy en día, e incluso durante una pandemia, las relaciones a distancia no tienen por qué verse amenazadas si consideramos que contamos con muchas herramientas para estar cerca (gracias a la tecnología). “Eso no significa, sin embargo, que debemos escribir mensajes de texto a cada instante. Lo importante es que la pareja sepa que uno siempre estará allí, al otro lado de la pantalla, para cuando se necesite”, sostiene el psicólogo Christian Martínez. Un consejo importantísimo es poder llegar a acuerdos –y respetarlos– entorno a los momentos para estar “juntos”, lo cual incluye la sexualidad y la comunicación. “Las llamadas o videollamadas pueden ser siempre a una misma hora, pero es clave ser transparentes si estamos cansados o manifestar cómo nos sentimos”, sostiene Martínez. “Durante el confinamiento quizá nuestra pareja vive con otras personas o quizá no. En cualquier caso, necesita sentir nuestro amor día a día: audios, videos, algo que sirva para sobrellevar la incertidumbre de la cuarentena”.

MIRA: Conoce los inventos hechos por 28 peruanas que arrasaron con medallas en Corea del Sur

8. Amor por la vida

La felicidad no es lo que nos hace agradecidos, es la gratitud la que nos hace felices. Aquel es el pensamiento de la coach especialista en felicidad Estefanie Martens, y es una buena manera de resumir esta lista. “Cada momento que nos da la vida es una oportunidad para elegir cómo la queremos vivir. El poder de la gratitud es sanador, es transformador y nos empodera. Es nuestro mejor aliado en tiempos difíciles”, explica. Para poder apreciar y saborear la vida, debemos ser agradecidos, sobre todo con todo aquello que damos por sentado. Hay muchísimas formas de ponerlo en práctica: ya sea con un diario donde podamos escribir 3 o 4 cosas por las que nos sentimos afortunados; pensar en algo que nos ilusione cada semana; darnos una pausa para reconocer lo bueno que tenemos; o ser agradecidos con los miembros de la familia o la pareja con quien compartimos la vida.

9. Amor por el entorno

El vínculo con el lugar donde vivimos es uno de los más importantes que tenemos, y configura desde nuestras ideas sobre el mundo hasta nuestros recuerdos más nostálgicos. “Ocupamos un espacio y –en concreto– cada uno de nosotros tiene una zona de influencia: la casa, el barrio, el parque, los caminos que tomabas para dirigirte a ciertas zonas. Cuando los quieres, los proteges y los cuidas”, explica la urbanista Una vez que entendemos esto, tomamos conciencia del compromiso que hay con nuestro entorno, algo que se hace más latente en un contexto de pandemia: desde apoyar a la bodega, hasta ser organizados con la basura. “Lo bonito es que es una relación de ida y vuelta: el entorno siempre te devuelve”. Todo empieza con nosotros, con contribuir a hacer que aquello que nos rodea sea mejor.

MIRA: Prosecco Zardetto: ¿cómo tomar este delicioso espumante italiano?

10. Amor por los que siguen al frente

Aquí incluimos a médicos, enfermeras, técnicos, policías, miembros de las Fuerzas Armadas, bomberos y todo el personal que cada día apoya a combatir la emergencia sanitaria. Para tener un sentimiento de cariño, no hace falta la cercanía. Basta reconocer su labor colectiva. “Hay admiración y agradecimiento por lo que hacen. Pero sobre todo debemos poner atención en aquellos que son personal de primera línea: las personas de limpieza pública, limpieza en hospitales, quienes se encargan de mantener nuestras calles limpias. Todo eso no se puede subestimar. Estamos sobreviviendo mejor gracias a ellos”, indica la experta en urbanismo Mariana Alegre.

11. Amor por ti mismo

El más importante de todos. Y sin embargo, ¿por qué cuando hablamos de amor no siempre pensamos en nosotros mismos? Eso mismo se pregunta Estefanie Martens. “El amor propio es clave para una vida sana y feliz. No se trata solo de sentirnos bien, sino de apreciar con honestidad quiénes somos a través de actos que contribuyen a nuestro crecimiento”, indica. Son acciones que implementamos día a día, que nos permiten aceptarnos tal cual somos sin querer cambiar para complacer o satisfacer expectativas de nuestro entorno. Martens propone un ejercicio sencillo para cultivarlo: cerramos los ojos, respiramos de manera pausada y pensamos en la persona que más nos quiere; luego, escribimos todas las cualidades que esa persona diría que tenemos. Una vez terminada la lista, la leemos y la ponemos en un lugar que nos recuerde periódicamente todo lo que valemos.

MIRA: Milagro en la carretera, una historia de solidaridad, por Rafaella León

12. Amor por tu país

¿Cómo demostrar nuestro amor por el Perú cuando hay tantas cosas que desmotivan? La clave está en los pequeños actos: desde ser conscientes con la información que transmitimos en nuestros grupos de WhatsApp, hasta apoyar de manera más directa (con nuestro tiempo, esfuerzo o colaboración económica) a iniciativas que trabajan por los cambios que se necesitan. “Todos podemos hacerlo, en mayor o menor medida. Oportunidades hay muchas y podemos empezar a ponerlas en práctica con nuestros círculos más pequeños: la familia, la comunidad”, sostiene Raphaela Berckemeyer. “Se trata de cosas tan simples como respetar las reglas de tránsito; pero también de algunas más complejas, como trabajar para construir una sociedad más inclusiva, empática y sensible a la realidad. Eso es querer a tu país”, finaliza.

13. Amor solidario

“Hoy más que nunca vemos cómo las acciones de unos impactan en la vida de otros, aunque se encuentren a cientos de miles de kilómetros de distancia”, indica la coach Estefanie Martens. A través del amor solidario podemos fortalecer esa sensación, tan potente y beneficiosa. “Está comprobado que dar nos hace más felices que recibir. Y en estos momentos todos necesitamos algo. Ya sea ayuda (económica o social) o simplemente alguien que nos escuche, nos abrace o nos diga que todo va a estar bien. Muchos están emprendiendo y luchando por salir adelante, y necesitan de alguien que los guíe, que colabore con conocimientos técnicos o que compartan su experiencia. Entonces la pregunta que te debes hacer en este aspecto es: ¿qué tienes por dar?”.

MIRA: Eva Ayllón a los 21 años: el primer retrato de la voz de oro del criollismo en el Perú

14. Amor por el futuro

La esperanza ante la crisis. ¿Cómo querer algo de lo cual no se tiene certeza? “Siempre tenemos la opción de ver el vaso medio lleno o medio vacío”, explica la coach Raphaela Berckemeyer. “Nos encontramos en un aprendizaje continuo y vale equivocarse. Los errores no nos definen; por el contrario, aprender de ellos y tomar riesgos nos permitirá seguir construyendo y avanzar hacia el camino del éxito y el crecimiento personal y profesional”. No hay una manera específica para lograrlo, pero enfocar nuestra energía en pensamientos positivos, cosas que nos sumen (y no nos resten), nos ayudará a ver el futuro con otros ojos.

VIDEO RECOMENDADO

Signos compatibles en el amor
Los signos más compatibles en el amor según el horóscopo



TAGS RELACIONADOS