Miguel Villegas

Ni la 'U', Alianza, Cristal y Melgar juntos consiguieron lo que solo este fin de semana: 35 mil personas alentándolos en el Garcilaso para ganar. Y más que para subir a Primera, para no volver a perder la categoría.

Soñado en el Colegio de Ciencias, y dueño de la ecuación perfecta para ganarle dos finales internacionales a River y Boca, del Cusco le ganó al Santos FC en la última fecha de la Liga 2 y regresa a la profesional, un lugar del que se fue por sus propios errores. Una vez, cuando ya era el campeón de la Sudamericana y todas las marcas peleaban por auspiciarlo, un periodista de El Comercio visitó sus instalaciones para conocer cómo había crecido su patrimonio. Esperábamos riquezas.

“Un televisor en una casa de dos pisos alquilada”. Ese fue el título de la nota de Pedro Canelo. Y no era ficción. Ese club quebró y en 2015 fue el peor del campeonato, una década después de ganarle al River de Marcelo Gallardo.


¿Cómo se maneja hoy? ¿Qué historia hay detrás de este vuelta a Primera? por decisión de su Junta de Acreedores (JA), un empresario con estudios de Administración de Empresas, Negociación y Solución de Conflictos, además de pasado como oficial de la FAP, La punta de la pirámide donde hoy hay gerencias de finanzas y deportivas. Su perfil empresarial convenció a la JA para ser ratificado en 2018, en una gestión donde fue clave el otro Juvenal, Juvenal Farfán.

Acaso su foto se hizo conocida cuando posó al lado de Ronaldinho vestido de rojo en 2016, un guiño comercial que lo presentó en sociedad: debía manejarse como una empresa y mirarse mirarse en el espejo regional de Independiente del Valle y mucho antes Once Caldas de Colombia. Aquella vez de la exhibición de Ronaldinho, ganó poco más de 150 mil soles, fuera de taquilla, un hito para un club provinciano en el país.

Tiene todo: altura, hinchada, un estadio imponente como Machu Picchu y un prestigio internacional que no se evalúa por encuestas de Datum. es el club peruano más ganador del país, realmente copero y campeón afuera, donde los equipos locales usualmente hacen papelones. Tiene una nueva oportunidad para ocupar ese sitio y el pasado suficiente para saber cómo no despilfarrar lo que se gana. Los goles de Carty fueron gritados como ninguno, pero los autogoles de Juvenal fueron más.


RELACIONADAS