Celeste Pérez

En diciembre del 2014, la ONU reconoció al 21 de junio como el Día Internacional del . El objetivo, principalmente, era dar a conocer los beneficios de su práctica, que ya se extendía por todo el mundo sin distinción de género o edad. Yoga significa unión. Una unión que me gusta explicar en tres niveles. Primero, unión contigo mismo, en cuerpo y mente. Segundo, unión con tu entorno, aprendiendo a mirar con amor y compasión a los demás; y, por último, unión con un ser superior, que puede ser distinto según cada persona. Sobre eso último, vale aclarar que el yoga no es una religión, es un estilo de vida”, indica la instructora Nissa Huerta (35), quien se especializa en yoga terapéutico, yoga para niños y yoga aéreo.

LEE TAMBIÉN: Viajar al espacio: ¿qué necesita un peruano para convertirse en astronauta?

Es justamente este último el que despierta peculiar atención en redes sociales: con columpios de tela, las alumnas se suspenden en el aire mientras sostienen diferentes tipos de asanas (posturas de yoga). Una práctica que sin duda ayuda a soltar y confiar en uno mismo. Estas clases trabajan más la mente que el cuerpo. Al principio, es todo un reto dominar nuestros miedos para lograr estar totalmente de cabeza, sostenidos de la tela (cuando se hacen inversiones), pero poco a poco el cuerpo y el pensamiento se van relajando y confían”, agrega Huerta, quien anima a que más personas se sumen a la práctica si están buscando conectar consigo mismos y hacerles frente a sus miedos.

Las clases de yoga aéreo con Nissa Huerta (@nissahuerta en IG) se dictan en Casa Munay (Miraflores) y en Kaia Yoga (Bellavista). Los beneficios van desde una mentalidad más libre hasta mayor flexibilidad corporal. (Foto: Fidel Carrillo)
Las clases de yoga aéreo con Nissa Huerta (@nissahuerta en IG) se dictan en Casa Munay (Miraflores) y en Kaia Yoga (Bellavista). Los beneficios van desde una mentalidad más libre hasta mayor flexibilidad corporal. (Foto: Fidel Carrillo)
/ SOMOS > FIDEL CARRILLO

-ESPACIO SEGURO-

Para las instructoras Paz Medina (30) y Gabriela Cockburn (27) –cofundadoras de la comunidad Nasce Yoga–, esta práctica milenaria es un obsequio de salud y libertad. Con sus clases, ambas maestras reafirman el hecho de que el yoga no es exclusivo para cierto tipo de personas (con cuerpos esbeltos y en edades jóvenes, por ejemplo), como por muchos años se ha ‘vendido’ en medios y redes sociales.

TE PUEDE INTERESAR: Carlos Alcántara: “No acepto que se utilice la discapacidad de las personas como burla”

“Mientras puedas respirar, puedes practicar yoga. Cada postura se adapta a todo tipo de cuerpo, sin importar el tamaño, la edad ni el estado físico. Afortunadamente, cada vez hay más propuestas que rompen esos paradigmas y promueven una práctica accesible y democrática”, defienden. Es así que en el último mes se han animado a crear un espacio dedicado a la práctica de yoga para adultos mayores, que supone beneficios para su salud, como ayudar a preservar la movilidad y disminuir la aparición de dolores. “El yoga senior es una forma maravillosa de reconectar con el movimiento, el cuerpo y la mente, respetando el ritmo de cada uno”, concluyen.

Antes de practicar yoga senior, el adulto debe tener la aprobación de su médico tratante. Luego deberá informar a su profesor sobre sus necesidades o condiciones personales, como hernias lumbares o dolor en las rodillas. Más información en IG como @nasce_yoga o en nasceyoga.com. (Foto: Fidel Carrillo)
Antes de practicar yoga senior, el adulto debe tener la aprobación de su médico tratante. Luego deberá informar a su profesor sobre sus necesidades o condiciones personales, como hernias lumbares o dolor en las rodillas. Más información en IG como @nasce_yoga o en nasceyoga.com. (Foto: Fidel Carrillo)
/ SOMOS > FIDEL CARRILLO

-UNO CON EL MAR-

El yoga también invita a romper el patrón establecido con el que muchos seres humanos lidian: el deseo exasperante de controlar todo aquello que les sucede, desatando situaciones de ansiedad y estrés en la vida cuando se presentan circunstancias fuera de su alcance. “El yoga te enfrenta a soltar, rompiendo esa estructura de querer controlar todo para poder fluir, transformar los miedos y potenciar la confianza”, dice el instructor de Yoga Stand Up Paddle, Franco Sánchez-García (30).

Para él, practicar yoga sobre una tabla en el mar es una especie de reencuentro con el lugar más seguro del mundo, el vientre de nuestra madre, escenario que nos permite descargar cualquier peso y reconocer habilidades. “En el mar estás mucho más presente en la práctica. Además, hace que sueltes miedos porque te sientes contenido por el movimiento sutil del mar sin olas, que es similar al que experimentamos cuando estábamos en el útero de nuestra madre antes de nacer”, precisa.

MIRA: Cuál es la huella que Ricardo Gareca ha dejado en el hincha peruano

Aunque muchos podrían pensar que este tipo de yoga es exclusivo para expertos, Sánchez-García indica que no hay distinción alguna. Desde principiantes hasta expertos, todos pueden disfrutar de los beneficios del yoga, desde la compasión por uno mismo hasta la fuerza del amor propio. //

Las clases de Stand Up Paddle Yoga se practican en playas de aguas mansas de Chorrillos e incluyen tanto yoga físico como meditación y mentorías para el dharma (propósito del alma). Más información en IG y Tiktok como @francoyogaperu. (Foto: Elías Alfageme)
Las clases de Stand Up Paddle Yoga se practican en playas de aguas mansas de Chorrillos e incluyen tanto yoga físico como meditación y mentorías para el dharma (propósito del alma). Más información en IG y Tiktok como @francoyogaperu. (Foto: Elías Alfageme)
/ SOMOS > ELIAS ALFAGEME

-BENEFICIOS PARA LA VIDA MISMA-

BENEFICIOS PARA LA VIDA MISMA

Entre los principales beneficios de la práctica destacan la reducción de la presión arterial y la frecuencia cardiaca.

“Además, promueve la concentración y claridad mental, lo cual mejora la coordinación y la conciencia sobre el cuerpo", resaltan las instructoras de Nasce Yoga.

En el caso de los adultos mayores, el yoga ayudará a estirar los músculos que generan dolor y malestar. También, mejora la calidad del sueño y la circulación de la sangre. “Algo que también es enriquecedor del yoga es que te impulsa a ganar más confianza en ti mismo con cada postura”, indica Nissa Huerta.

La práctica lleva también a que equilibremos la flexibilidad con la fuerza, cualidades que suman tanto a la salud física como a la mental.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más