Gotemburgo (Suecia), en junio de 2006. Vivió un tiempo en España y llegó a Lima con siete años. Poco después entró a su primer taller de actuación y casi inmediatamente empezó a trabajar en televisión. “Una vez salió una nota sobre mí en un diario de Gotemburgo”, cuenta orgullosa. (Foto: Giuseppe Falla)
Gotemburgo (Suecia), en junio de 2006. Vivió un tiempo en España y llegó a Lima con siete años. Poco después entró a su primer taller de actuación y casi inmediatamente empezó a trabajar en televisión. “Una vez salió una nota sobre mí en un diario de Gotemburgo”, cuenta orgullosa. (Foto: Giuseppe Falla)
Nora Sugobono

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

ha pasado buena parte de la pandemia haciendo entrevistas a personajes famosos a través de su cuenta de Instagram (donde concentra más de un millón de seguidores). Tiene 14 años pero habla como si fueran 28. Madura, segura y, en definitiva, ambiciosa, la actriz peruana tiene delante de sí un futuro más que prometedor. En 2020 pasó su primer gran casting internacional para una serie en .

Hoy se encuentra preparándose “para la vida”, sin dar demasiados detalles pero deslizando alguna que otra pista. Mientras conversamos con ella se cuelan algunas palabras y entonaciones muy mexicanas. Algo grande viene, pero es pronto para dar detalles.

El Internado: Las Cumbres es una producción española de suspenso que puede verse en la plataforma Amazon Prime. Aronsson interpreta a Rita, una adolescente lesbiana. “Tuve que hablar con acento español”, indica Francisca.
El Internado: Las Cumbres es una producción española de suspenso que puede verse en la plataforma Amazon Prime. Aronsson interpreta a Rita, una adolescente lesbiana. “Tuve que hablar con acento español”, indica Francisca.
MIRA: Isabel I: ¿quién fue la monarca inglesa a la que llamaban “reina virgen”?

La serie [El Internado: Las Cumbres] se grabó en plena pandemia el año pasado. No debe de haber sido fácil organizarse.

Fui con mi mamá a España para hacerlo; ella me acompaña en todas las producciones. En este caso estuvimos grabando un mes y medio; luego paramos por el covid y nos fuimos a Suecia. Allá mi papá está trabajando y mi hermano va al colegio, así que nos juntamos todos durante unos cuatro meses mientras esperábamos a que se retome la producción. Una vez que pudimos, volvimos a España y terminé de grabar.

¿Cómo funciona esta dinámica familiar?

Lima es nuestro punto de encuentro, residimos aquí. Nuestros planes cambiaron muchísimo por la pandemia. Mi mamá tiene su trabajo, mi papá también. No siempre podemos ir a Suecia porque los pasajes son caros y es muy lejos, pero al menos hemos podido aprovechar este tiempo.

MIRA: Turismo ‘vacuna’: la ruta hacia el ‘american dream’, según peruanos que viajaron y se vacunaron

¿Y el colegio?

Virtual, como todos los adolescentes. Siempre he preferido que sea presencial porque a veces te puedes aburrir, pero hacerlo así me ha permitido viajar.

Cuéntame de ese acento mexicano con el que vienes hablando. ¿Te estás preparando para algún personaje?

Como actriz, me preparo para la vida. Ha habido interés de otros países a raíz de El Internado: Las Cumbres, y puedo contar que me han llegado algunas ofertas, pero prefiero no decir mucho aún porque las cosas pueden cancelarse en el camino. Estamos en conversaciones para trabajar con dos propuestas, una es de afuera y la otra en el Perú.

Las producciones en las plataformas de streaming hacen que sea cada vez más común que actores latinoamericanos participen con diferentes acentos.

Yo también lo veo y me gusta. Ahora ya no es como antes: que el actor argentino tenía que hacer de argentino, y así en adelante. Siento que se han abierto nuevas puertas para nuevos mercados.

¿Actuarías en sueco? ¿En inglés? En Hollywood hay muchas actrices que ya no están estereotipadas en los personajes de latinas: Eiza González o la misma Ana de Armas, quien debutó en la primera versión de El Internado.

Yo quiero ser una actriz del mundo. Para mí, conseguir un papel internacional a los 13 años ha sido un gran logro, pero ahí no me debo quedar. Quiero seguir preparándome para nuevos proyectos. Este ha sido un paso pequeño en mi carrera, donde he aprendido mucho, pero siento que mejores cosas van a venir pronto.

MIRA: El restaurante que apuesta por un megacombo: pollo a la brasa y guisos criollos en el mismo plato

Tu crecimiento actoral ha ido a la par del crecimiento en tus redes sociales. ¿Qué tanto crees que te han ayudado tus cuentas en Instagram o Tik Tok?

Es muy importante que un actor tenga redes sociales y que las maneje de manera profesional. Yo tengo bastantes seguidores, 1,2 millones, no puedo controlar si me siguen o no me siguen. A quien le guste mi trabajo, que vaya a ver mi contenido, yo me muestro tal y como soy. En esta industria las redes sociales son una cosa muy pequeña en la formación actoral: yo soy actriz, no influencer.

De madre peruana y padre sueco, Aronsson tiene también un hermano menor.
De madre peruana y padre sueco, Aronsson tiene también un hermano menor.

Para una adolescente cualquiera, las redes pueden ser un arma de doble filo. Para una adolescente famosa podrían ser incluso peligrosas. Críticas, comentarios. ¿Cómo manejas todo esto?

El tema de los comentarios negativos es complicado. A mí me resbala si me dicen fea o algo despectivo, realmente no me importa. Lo que hago es eliminarlos o bloquearlos, lo hago para sacar a gente tóxica del ambiente bonito que tengo con mi público. Este mundo de redes sociales es muy grande, creo que si no fuese actriz tal vez no las tendría.

Hay un tema que sorprende mucho de ti: tu edad. No solo por las cosas que has hecho, sino por cómo luces. Por un lado te da cierta ventaja, ya que puedes hacer papeles de chicas más grandes…

A veces le pregunto a mi mamá si de verdad tengo 14 años [ríe].

MIRA: Godzilla vs Kong: estas son las mejores películas del rey de los monstruos en más de medio siglo
"Tristemente, estamos en una sociedad donde si sales a la calle con una minifalda te van a sexualizar, quieras o no. Intento ver esto de una forma real", sostiene Francisca. Foto: Giuseppe Falla.
"Tristemente, estamos en una sociedad donde si sales a la calle con una minifalda te van a sexualizar, quieras o no. Intento ver esto de una forma real", sostiene Francisca. Foto: Giuseppe Falla.

Pero por otro, la industria suele sexualizar a las mujeres desde muy chicas. Hace poco el documental ‘Framing Britney’ (Spears) puso la atención sobre este tema, precisamente.

La verdad es que yo soy una chica normal. Soy una adolescente común y corriente en mi vida cotidiana, no vivo de mis redes sociales ni de comentarios. Hay gente que sexualiza en fotos y videos que editan. No lo puedo controlar, hay comunidades de personas malas con pensamientos enfermos. Lo que hago es eliminar y bloquear. Si no sé qué hacer o cómo reaccionar con algunas cosas, se las paso a mis padres.

Las mujeres tomamos conciencia temprano en la vida sobre cómo lucimos, sobre todo en una sociedad como esta. ¿Te pasa a ti?

Tristemente, estamos en una sociedad donde si sales a la calle con una minifalda te van a sexualizar, quieras o no. Intento ver esto de una forma real; yo sé lo que va a pasar si uso tal o cual prenda. A veces le pregunto a mi mamá si mejor me pongo jean o short. “¿Tú qué te quieres poner, Francisca?”, me responde. Si digo el short, entonces ya no me pongo un top, por ejemplo. Yo controlo cómo me quiero vestir, pero con precaución de cómo la gente podría reaccionar. Tengo un público amplio de niños y adolescentes y quiero tener una imagen positiva.

VIDEO RECOMENDADO

Francisca Aronsson retoma las grabaciones del reboot de ‘El Internado’. (Video: Instagram)
Francisca Aronsson retoma las grabaciones del reboot de ‘El Internado’. (Video: Instagram)

TE PUEDE INTERESAR