Tomás Unger Golsztyn

El sueño y el soñar están estrechamente relacionados, pero son dos cosas muy distintas. El primero es el acto de dormir, una necesidad biológica esencial –tanto como comer y respirar– para la mayoría de las especies. Lo segundo consiste en una actividad del cerebro, para la cual se requiere estar dormido.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más