“Ginny & Georgia” y “Gilmore Girls” están disponibles en Netflix. (Diseño: El Comercio)
“Ginny & Georgia” y “Gilmore Girls” están disponibles en Netflix. (Diseño: El Comercio)
Patricia Castañeda Alva
Diana Gonzales Obando

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

apuesta por una nueva serie o película juvenil todos los meses. En esta búsqueda de complacer al público más joven de su servicio de streaming estrena ficciones buenas y regulares. Hace unos días, entró a su gran catálogo. Sin mucha publicidad ni difusión se ha convertido en uno de los estrenos favoritos. Aún no hay métricas oficiales, pero se puede llegar a esa conclusión al ver que sus protagonistas y personajes secundarios han tenido un incremento notable en . Además, al cierre de esta nota, se encontraba en el puesto tres del top 10 de Netflix.

Siguiendo con la dinámica de los versus, en esta nota presentamos las defensas de “Ginny & Georgia” y , exitosa serie del 2000 con siete temporadas y que ha sido comparada en múltiples oportunidades con la nueva apuesta de Netflix.

La serie original de Netflix “Ginny & Georgia” narra la historia de una adolescente llamada Ginny Miller (Antonia Gentry) y su joven madre Georgia Miller (Brianne Howey). Ginny, de 15 y Georgia, de 30; se mudan a una nueva ciudad para rehacer sus vidas. Conocen a nuestros amigos, amores y experiencias. Además, Georgia muestra de lo que es capaz de hacer por sus hijos, aunque eso implique engaños y hasta delitos.

"Ginny y Georgia" narra la historia de Ginny Miller, una quinceañera angustiada y torpe, se siente a menudo más madura que su madre treintañera, la irresistible y activa Georgia Miller. (Foto: Netflix)
"Ginny y Georgia" narra la historia de Ginny Miller, una quinceañera angustiada y torpe, se siente a menudo más madura que su madre treintañera, la irresistible y activa Georgia Miller. (Foto: Netflix)

Por otro lado, “Gilmore Girls”, es protagonizada por Lorelai Gilmore (Lauren Graham) y su hija Rory Gilmore (Alexis Bledel) a quien tuvo cuando era adolescente. Esta serie se desarrolla en un mundo femenino que ahonda en los conflictos familiares y de clase, así como la relación amor-odio entre madres e hijas y amores frustrados. Se puede encontrar completa en Netflix, así como la exitosa secuela producido por las misma plataforma de streaming que dejó un inquietante final abierto. Se ha anunciado una nueva temporada, pero todavía no hay noticias de ello.

"Gilmore Gilrs" (2000) relata la travesía Lorelai Gilmore, una madre soltera que escapa de casa siendo adolescente para encontrar su propio destino. Es una serie de 7 temporadas.
"Gilmore Gilrs" (2000) relata la travesía Lorelai Gilmore, una madre soltera que escapa de casa siendo adolescente para encontrar su propio destino. Es una serie de 7 temporadas.

LAS NUEVAS GILMORE

(Por Patricia Castañeda)

En esta serie de Netflix, el rol principal lo tiene Ginny Miller. Casi todo el peso de la serie recae en ella. Esta adolescente es interpretada por Antonia Gentry, una joven de 23 años, que ha logrado encarnar muy bien su personaje. Es muy fácil empatizar con ella. Es inteligente, tímida y se encuentra en búsqueda de su propia identidad.

Georgia es el otro rol principal de la ficción. Es una mujer inteligente, hermosa y hábil para los negocios. No hay nada que no pueda hacer gracias a su astucia. Esta mamá soltera de 30 años ha logrado sacar adelante a sus hijos: Ginny y Austin (Diesel La Torraca). Aún no queda claro si se convertirá en la antagonista que la serie necesita en una futura y aún no anunciada segunda temporada.

LEE MÁS: Netflix: “Ginny & Georgia”, “El último bastión” y todos los estrenos para ver este fin de semana

En la ficción, Georgia hace un comentario como anticipando las comparaciones de esta serie con una de las ficciones más importantes de la primera década de los años 2000: “Somos como las chicas Gilmore, pero con más tetas”. Al ver toda la primera temporada, es inevitable no ubicar varios parecidos entre estas ficciones.

Ambas series tienen como abreviatura “GG”, siendo esto solo una curiosa coincidencia. Tienen como tema principal a mujeres que fueron madres adolescentes y que vivieron muchas dificultades. Sin embargo, Georgia, a diferencia de Lolerai Gilmore, tuvo una infancia y adolescencia más cruel. No solo vivió carencias, fue víctima de abuso sexual.

La nueva ficción de Netflix es mucho más ácida y con problemáticas que a inicios del 2000 era imposible ver en televisión. Tiene momentos bien oscuros, hace que sus personajes toquen fondo, de una forma bastante impactante para el televidente.

“Ginny & Georgia” muestra temas relevantes en los adolescentes y jóvenes; pero no lo hace de una forma forzada. Hay bastante naturalidad en el guion. El racismo es uno de los ejes principales de la ficción. Ginny menciona en más de una ocasión que para los afroamericanos ella es muy blanca, y para los de tes clara, ella no lo es tanto. Tiene una conversación sobre cómo se siente con uno de sus intereses amorosos, quien tampoco se siente incluido en su escuela.

Es maravilloso cómo una serie juvenil puede lograr impactar a personas adultas, haciéndolas reflexionar con cosas que quizás no le prestamos atención. Cuando un joven o adolescente necesita ayuda, muchas veces da pequeñas señales, y creo que esta producción de Netflix las muestra como una guía.

Esta serie habla sobre la autolesión, los trastornos de conducta alimentaria y el trastorno dismórfico corporal. Además, cómo son realmente las primeras veces. Sin ser explícitos tocan un tema del cual casi no se habla. Enseñan la importancia de la comunicación entre hijos y padres, y también de los métodos de anticoncepción. “Ginny & Georgia” es una serie oscura, divertida y que vale la pena ver. Y no, no son las próximas “Gilmore Girls”, pero ha sido un gran gancho de Netflix para darles visibilidad.

Calificación del autor: ★★★ ½.

LAS CHICAS SIGUEN VIGENTES

(Por Diana Gonzales)

Con humor y drama, desde el primer capítulo se marca la sólida relación construida entre la protagonista Lorelai Gilmore y su hija adolescente Rory Gilmore, a quien crió sola en un pueblo desconocido. Un vínculo que contrasta con la pésima relación del mismo personaje y sus padres ricos que quedaron humillados ante la alta sociedad cuando Lorelai, su única hija, huye de casa a los 16 años para tener una hija sin estar casada y forjar su propio destino fuera de lujos y frivolidades. Una suma de resentimientos y problemas sin resolver provocan la constante tensión que se suele romper con el humor extraño de Lorelai y Rory.

Adictas al café, Lorelai y Rory Gilmore hablan incansablemente con apenas espacio para respirar, se nota un enorme trabajo de la guionista Amy Sherman-Palladino por encontrar el equilibrio y mantener la atención de los televidentes. Ella conoce e ingresa en la vida de dos mujeres que se dedican a disfrutar de la comida y de la conversación, con diálogos sobre la vida cotidiana en el mundo femenino e íntimo que comparten y protegen entre las dos. Por otro lado, los personajes siempre mencionan referencias de la cultura pop, estrellas musicales, escritores, periodistas ganadores del Pulitzer o de guerra, libros, feminismo, películas clásicas y una acumulación de datos interesantes como triviales. Quienes vean la serie por primera vez y se sientan abrumados por no seguir el ritmo no se preocupen que pronto se acostumbrarán a la dinámica de los diálogos que es, de lejos, la característica más llamativa de la serie.

La perfecta construcción de la relación entre madre e hija es otra de las principales virtudes de Gilmore Girls. Tanto las protagonistas como algunos personajes secundarios tienen conflictos emocionales con sus padres que esperan ser resueltos y aparecen como un fantasma recurrente. Pero no todos son escenarios traumáticos, también se establecen momentos de reconciliación, perdón y tolerancia que llegan al corazón, especialmente de quienes se sienten identificados con algunas de las situaciones, como han expresado sus seguidores.

Otro aspecto para destacar es la construcción de los personajes que habitan el mundo de las chicas Gilmore. Durante siete años se puede notar el crecimiento de Rory Gilmore quien comienza como una adolescente escolar y termina en la universidad. Los cambios físicos son evidentes así como en el caso de Lorelai quien crece profesional y laboralmente. Por otro lado, también es interesante que otros personajes se mantengan tal como empezaron, con las mismas ideas y costumbres, esto le da realismo a la serie pues es casi imposible que las personas cambien del todo, como se ve en algunas producciones donde un personaje comienza siendo malo, pero cambia rotundamente y termina siendo un buen ciudadano ejemplar.

El pueblo y sus habitantes se podrían configurar como otro personaje imprescindible. Al estilo de Yoknapatawpha de William Faulkner o Macondo de Gabriel García Márquez, Sherman-Palladino crea Stars Hollow, un pueblo chico de Connecticut cuyo infierno no es grande sino amable y cálido. Algunos de sus habitantes revolotean en la historia y aportan más humor y brillo a la serie. Entre ellos destacan Kirk, un incomprendido -e incomprensible- sujeto multitareas que funciona como bufón, Miss Paty, la artista del pueblo o el trovador anónimo que aparece con la cuota musical en las calles de Stars Hollow. En sí, no son personajes ni buenos ni malos, todo lo contrario, su comportamiento es realista y, por lo tanto, errático.

LEE MÁS: “Gilmore Girls” cumple 20 años: los 10 mejores momentos de la serie

El amor también flota en la vida de las Gilmore y lo viven con tanta intensidad como con frustración. Sus parejas son amores que no se terminan de ir o se presentan en el momento que no es el indicado. Aunque, a pesar de las penas, siempre se tienen la una a la otra.

Por tanto, en Gilmore Girls hay mucho humor, muchas lágrimas y muchas emociones en escenas memorables que, a pesar de los veinte años transcurridos desde el primer capítulo, son vigentes e inolvidables.

Calificación del autor: ★★★★

TE PUEDE INTERESAR: