urante el aislamiento social la Asociación de voluntarias por los niños con cáncer Magia, pudo continuar brindando sus servicios a niños que llevan tratamiento oncológico lejos de su región de origen a través de su albergue Casa Magia. (Foto: Difusión)
urante el aislamiento social la Asociación de voluntarias por los niños con cáncer Magia, pudo continuar brindando sus servicios a niños que llevan tratamiento oncológico lejos de su región de origen a través de su albergue Casa Magia. (Foto: Difusión)
Redacción EC

Durante el aislamiento social la Asociación de voluntarias por los niños con cáncer Magia, pudo continuar brindando sus servicios a que llevan tratamiento oncológico lejos de su región de origen a través de su albergue .

«No detuvimos nuestra labor, muchas familias quedaron atrapadas en Lima durante el aislamiento, y siguieron con la atención de sus hijos según la programación que tenían. Poco a poco estamos regresando a la normalidad para seguir atendiendo a más niños» comenta Maricarmen Velandres, quien es la Gerente de Casa Magia.

La Asociación de voluntarias por los niños con cáncer Magia, este año cumple 10 años de incansable labor, siendo fundada por la doctora Teresa Pasco. Actualmente cuentan con más de 120 voluntarias y presencia en diferentes ciudades como Piura, Lima, Cajamarca, Chiclayo, Trujillo, Ayacucho, Arequipa y Cusco.

Los pacientes referidos por las asistentas sociales son admitidos en Casa Magia, bajo el referendo del médico tratante. En el albergue se ofrece alojamiento al niño y a un acompañante; además de transporte, medicinas no incluidas en el petitorio del Sistema Integral de la Salud (SIS), insumos médicos pediátricos, auxiliares, vacunas y equipo necesario para garantizar el tratamiento, evolución y recuperación de la salud del menor.

La labor de esta asociación fue hace poco reconocida con el importante premio Esteban Campodónico 2020, en la categoría de Servicios Directos a la Sociedad. (El objetivo principal de este reconocimiento es difundir y estimular a personas e instituciones que realizan labor en beneficio de otras de manera desinteresada y sin esperar reconocimiento alguno). Este premio se entrega anualmente por la Fundación Clover de Nueva York y la Universidad de Piura desde 1994 para cumplir la voluntad testamentaria de su creador, Esteban Campodónico (médico, catedrático, humanista y filántropo italoperuano. 1866 – 1938). El premio este año consistió en 40,000 dólares, medalla y un diploma.

La Asociación de voluntarias por los niños con cáncer Magia se suma a los 47 galardones que entrega esta fundación y que reconoce la labor solidaria que vienen realizando hasta la fecha.

VIDEO RECOMENDADO

Cáncer infantil

TE PUEDE INTERESAR