Redacción EC

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

A propósito del , la activista peruana, , se encuentra con su versión más inocente: le escribe a su yo del pasado, aquél que aún no se reconocía frente al espejo pero empezaba a descubrir su verdadera esencia. Una esencia femenina que la llevó, años más tarde, a emprender la transformación más gratificante de su vida y alcanzar lo que todos andamos buscando: encontrarnos a nosotros mismos.

MIRA TAMBIÉN: ¿Qué le escribirías hoy a la niña que fuiste? Estas peruanas líderes comparten sus inspiradoras cartas en el Día de la Mujer

Hola Javiera,

Sí, por más extraño que suene, ese va a ser tu nombre a partir de los 19 años. Me imagino que te suena inusual, forzado y que desde ya te está costando acostumbrarte. Para mí también fue así.

Aunque te parezca increíble, tú te convertirás en esta mujer de 25 años que soy hoy. Sin embargo, no será fácil: todos estos años me ha costado y sigue costándome ser mujer. A diferencia de las demás niñas de tu edad, a ti no te prepararán para todo lo que vas a tener que enfrentar en esta sociedad. Todo lo que tus compañeritas están aprendiendo de sus madres, tú lo aprenderás siendo una adulta joven. Tendrás que aprender a enfrentar el acoso callejero, a soportar que juzguen constantemente cómo te vistes y que te digan hasta qué hora estar en la calle. Además, probablemente te echen la culpa si te agreden o acosan.

Sé que con frecuencia sueñas que por arte de magia tu cuerpo cambiará como una Sailor Moon, o que podrás vestirte con los hermosos trajes de Sakura Card Captor: tus dibujos animados favoritos. Tengo una noticia linda para ti: eso sucederá. Sin embargo, no será por arte de magia que tendrás unos lindos senos y una vagina; será por el arte que hay en la ciencia y en la medicina. Todo ello te costará mucho trabajo, esfuerzo y dolor; pero aprenderás que los sueños que cuestan más, son aquellos que más valen la pena.

Con esta carta no busco advertir, prevenir, ni asustarte. Por el contrario, busco que seas tú misma la que decida sobre su propio cuerpo y destino. Busco que poco a poco enfrentes con entereza tu proceso de transición para ser la mujer que siempre soñaste. La transición te va a enseñar muchísimo: la perseverancia y resiliencia serán tus aliados para dejar de reprimir tu naturaleza femenina. Vas a tener que aprender a ser fuerte para que nadie más se atreva a reprimirte.

MIRA: Milena Merino, la periodista peruana le escribe una carta a la niña que alguna vez fue

Quisiera que te quede claro que nunca va a estar mal que quieras ponerte vestidos, que no está mal que te guste el color rosado, las muñecas ni que quieras tener tu cabello largo y bonito. Lo único que está mal es que normalices el miedo y el rechazo que estás sintiendo hacia ti misma por ser quién eres.

Por último, Javierita, quiero contarte que cuando por fin puedas dejar de ocultarte, mucha gente va a ver lo valiosa que eres. Vas a ser bella, vas a ser inteligente y tendrás mucho que aportarle a la sociedad. Tu autenticidad brillará y hará que más personas se inspiren y se animen a luchar por sus sueños al ver lo fuerte, femenina y genuina que es tu esencia.

UNA CARTA A LA NIÑA DEL PASADO: EL ESPECIAL DE VIU

LEE: Día de la Mujer: ¿Qué le escribirías hoy a la niña que fuiste? Estas peruanas líderes comparten sus inspiradoras cartas