#NiUnaMenos: 6 batallas por las que también marchamos
#NiUnaMenos: 6 batallas por las que también marchamos

Miles de mujeres se suman día a día a la macha "Ni una Menos", donde alzaremos nuestra voz en contra de la violencia de género. Una batalla en la que aún seguimos luchando, muchas veces enfrentándonos a las autoridades que deben defender los derechos de todos los ciudadanos.

Sin embargo, las mujeres también debemos enfrentar otras peleas. Tal vez nada tengan que ver con moretones, desfiguraciones o asesinatos, pero sí con la forma en la que nos vemos limitadas dentro de la sociedad. En pleno siglo XXI, aún hay libertades y desigualdades con las que debemos acabar.

Este 13 de agosto, alcemos nuestra voz también por estos seis propósitos. Para que TODAS podamos vivir mejor.

1. Por la igualdad de laboral

Al igual que los hombres, las mujeres merecemos tener igual de oportunidades de desarrollo laboral y la alternativa de hacer todo tipo de trabajo. En consecuencia, también tenemos el derecho de recibir la misma paga por realizar las mismas labores.

2. Por eliminar los prejuicios de poder

Hasta hoy existen personas que no creen que las mujeres sean capaces de ocupar puestos de poder. No aceptan que podemos ser exitosas, aspirar a cargos altos con responsabilidades grandes y que podemos ganarnos ese privilegio con nuestro trabajo y “sin favores”.

3. Por la opción de decidir sobre nuestro cuerpo

Marchamos por nuestro derecho a elegir lo que queremos hacer con nuestro cuerpo. Por ejemplo, usar el método anticonceptivo que nos convenga sin imposición de la pareja, familia o grupo social al que se pertenezca.

4. Por acabar con los estereotipos

Es momento de romper con las ideas erróneas que giran alrededor de las mujeres: las débiles, las que hay que proteger, las incapaces, las que “deben estar en la cocina”, las que no saben manejar, las superficiales, etc. Nosotras somos mucho más que eso.

5. Por nuestra libertad de expresión

Nadie tiene por qué callar nuestras voces. Como ciudadanas tenemos derecho a expresarnos, denunciar y dar nuestra opinión, la cual es válida y debe ser respetada como la de cualquier hombre.

6. Por el acceso a la educación

Tanto niñas como niños deben tener las mismas oportunidades de acceder a la educación. No por ser niña esta debe quedarse ayudando en casa o cuidado a los hermanos pequeños. Una mujer educada es una ciudadana informada de sus derechos y deberes con la sociedad.

 

TAGS RELACIONADOS