• Pauchi Sasaki: "Siembro cosas que me harán feliz en el futuro" - 3
    1/4

    Pauchi Sasaki: "Siembro cosas que me harán feliz en el futuro" - 3

  • Pauchi Sasaki: "Siembro cosas que me harán feliz en el futuro" - 1
    2/4

    Pauchi Sasaki: "Siembro cosas que me harán feliz en el futuro" - 1

  • Pauchi Sasaki: "Siembro cosas que me harán feliz en el futuro" - 2
    3/4

    Pauchi Sasaki: "Siembro cosas que me harán feliz en el futuro" - 2

  • Pauchi Sasaki: "Siembro cosas que me harán feliz en el futuro" - 4
    4/4

    Pauchi Sasaki: "Siembro cosas que me harán feliz en el futuro" - 4

María Inés Ching

Por María Inés Ching

Otani es una violinista y compositora peruana de ascendencia japonesa. Es delicada -1.48 metros de altura-, tiene una voz como de terciopelo y es difícil verla reír a carcajadas: tres aspectos que contrastan con una imponente carrera profesional de ‘performer’ y compositora de música electroacústica. En cada la vemos uniendo su cuerpo con el sonido y lo último en tecnología: puede enfundarse en un vestido compuesto de pequeños altavoces que sonarán al compás de sus movimientos, hacer que dos esferas conectadas a una cámara web se escuchen como diferentes instrumentos o lograr intensos shows musicales con efectos visuales -diseñados por su hermana Nomi- que son capaces de transportarte a otra dimensión. 

Pauchi Sasaki ha sabido tejer sus intereses y transformarlos en arte, gracias a la tecnología. Desde los cinco años tuvo una formación clásica en y flauta, se graduó y ejerció el periodismo, estudió violín andino, hindú, judío y luego se inclinó por la música electrónica.

Esta voracidad por explorar los sonidos y su trayectoria musical -que incluye presentaciones en EE.UU., Japón, Perú, España o Suiza y la musicalización de películas -como “”- fueron elementos de peso para que Pauchi Sasaki resultara elegida para vivir esta experiencia artística, en la que trabaja de cerca con -el compositor responsable de musicalizar los Juegos Olímpicos de Atlanta o los soundtracks de películas como “The Hours”, “The Truman Show” o “El ilusionista”.

- Hablas sobre la energía femenina y el poder de la intuición para componer. ¿Cómo aprovechas este don?
Valga la redundancia: Intuitivamente. Una misma sabe cuando toma una decisión desde dónde lo está haciendo: si es 100% desde la cabeza o del corazón o si realmente se ha dado el trabajo de sopesar, balancear todos los aspectos. Yo trato de balancear los aspectos. A veces salen piezas que son sumamente viscerales -que está bien porque me doy esa licencia-, pero veo en qué espacio lo voy a hacer y si es que es pertinente o no hacer una pieza visceral en ese contexto.

- ¿Qué cambiarías del Perú?
La falta de palabra. Me estuvieron preguntando en julio para notas sobre las Fiestas Patrias: ¿A qué personaje admiras? Pucha, yo no puedo decir ningún político porque mañana va a hacer una ‘pachotada’. No hay consecuencia, no hay integridad, entonces para qué va a gastar uno su saliva o su fe. Porque cuando uno habla, opina y dice: «a mí me gusta tal persona», está invirtiendo su fe. ¿Para qué invertir fe en personas que se ha probado que van a decepcionar?

- ¿Cómo te proyectas de acá a 5 años?
Cuando uno piensa en el futuro muchas veces se obsesiona con cosas que están fuera del alcance de uno. Pero sí me gusta sentir que estoy sembrando conscientemente en mi presente cosas que me hagan feliz en el futuro. Trato de comunicarme con la Pauchi Sasaki de ayer, la de hoy y la de mañana y trato de que cada acción de mi presente, de alguna manera haga feliz a esas otras “Pauchis”. Esa transversalidad hace que yo sienta que estoy yendo por buen camino. [...] Hay que salvaguardar la felicidad de esa persona que viene después de ti, que es uno mismo.

- ¿Un consejo?
No hay nada más abajo que el piso. Si te caes, te paras. Muchas veces tenemos terror al vacío, a lo que va a venir pero ya pues, si fallas, te paras. Te sale un moretón pero ya: se pasa con el tiempo. 

* Si quieres leer la entrevista completa a Pauchi Sasaki, visita .

-------------

Fotos   
Styling Úrsula Acuña

Agradecimientos: Locación: , Vestuario: , Accesorios: , Calzado: , Maquillaje: , Peinado: .