Redacción EC

Separarse de nuestros seres queridos puede ser una de las experiencias más difíciles. Afortunadamente la tecnología ha ayudado mucho a acortar esas distancias pero lo que no tenemos es una demostración física de afecto para lo cual la estudiante Daniel Sher intentó buscar una solución.

Ella creó una serie de objetos que tituló “Love Letters” los cuales permiten crear una experiencia especial para todas aquellas que se encuentran lejos y quieren expresar su afecto de una manera distinta.

El primero objeto se llama “I’m with you” y transmite los latidos del corazón de cada persona. Cuando uno se lo acerca al pecho, éste graba el ritmo cardiaco y lo transmite al objeto de la otra persona el cual empieza a “palpitar”.

El segundo se llama “Sending a kiss” y se activa mediante el soplido a un chip protegido con un vidrio especial. Esa fuerza se reproduce en el aparato de la otra persona con forma de mariposa, la cual empieza a mover las alas.

El tercero es perfecto para que los niños sientan la presencia de sus seres queridos aún más. El adulto cuenta con un molinillo de papel el cual debe soplar. Eso activa una máquina que produce burbujas que empiezan a flotar sobre la habitación donde se encuentra el pequeño.

Mira cómo funcionan los tres objetos en este video: