Las señales más frecuentes del ACV son: asimetría facial, debilidad repentina en la cara, brazo o pierna (en un mismo lado), dificultad para hablar o entender lo que dicen otras personas, dolor intenso de cabeza (sin causa conocida) y falta de equilibrio. (Foto: Shutterstock)
Las señales más frecuentes del ACV son: asimetría facial, debilidad repentina en la cara, brazo o pierna (en un mismo lado), dificultad para hablar o entender lo que dicen otras personas, dolor intenso de cabeza (sin causa conocida) y falta de equilibrio. (Foto: Shutterstock)
Redacción EC

En esta época de pandemia, en la que se recomienda ir a los centros de salud solo si es necesario, es importante aprender a identificar los síntomas de un , a fin de recibir un tratamiento precoz. La persona que ha sufrido un infarto cerebral debe ser atendida durante las primeras 4.5 horas de presentar los primeros signos para reducir el riesgo de mortalidad y de secuelas, dependiendo de la ubicación y tamaño del suceso.

MIRA: Cáncer de Mama: mitos que olvidar e información valiosa para recordar

El neurólogo Carlos Zapata, de la Clínica Ricardo Palma, explica que las señales más frecuentes del ACV son: asimetría facial, debilidad repentina en la cara, brazo o pierna (en un mismo lado), dificultad para hablar o entender lo que dicen otras personas, dolor intenso de cabeza (sin causa conocida) y falta de equilibrio o coordinación para caminar.

Para prevenirlo, se recomienda tener un estilo de vida saludable, realizar ejercicios 30 minutos al día por lo menos 5 veces a la semana, seguir un régimen nutricional balanceado y si se sufre alguna enfermedad crónica, mantenerla controlada para evitar comprometer nuestra salud.

MIRA: DHA: su importancia en la salud de los adultos mayores

MUCHA ATENCIÓN

Tan importante como conocer la sintomatología de la enfermedad, es identificar sus factores de riesgo. Por ejemplo, hipertensión, colesterol alto, diabetes, enfermedades cardiacas, edad (más de 60), ser de raza negra, historia clínica, tabaquismo y consumo excesivo de alcohol.

Pero estos no son los únicos desencadenantes. Existe evidencia que las mujeres que usan terapia hormonal para aliviar los síntomas de la menopausia, las embarazadas o las que están en periodo postparto tienen mayor riesgo de padecer un acv, al igual que aquellas que toman anticonceptivos orales, fuman, son hipertensas y sufren de migrañas con aura. Los antecedentes médicos familiares también pueden influir en el desarrollo de la enfermedad.

MIRA: ¿Cómo evitar los dolores musculares que produce el estrés del teletrabajo?

Si presenta uno o más factores de riesgo, visite a su médico para que descarte presión alta (suele ser asintomática y es una de las causas más frecuentes de ACV), colesterol elevado y controle sus niveles de azúcar en sangre. Después de los 40 años, hágase un chequeo médico anual para descartar cualquier patología de fondo.

Cabe indicar que el ACV se produce cuando se interrumpe el riego sanguíneo de una parte del cerebro o cuando se ocasiona un derrame de sangre en el cerebro. La mayoría de las veces afecta a personas mayores de 60 años; sin embargo, puede manifestarse en cualquier momento de la vida.

TE PUEDE INTERESAR

VIDEO RECOMENDADO

Esto es todo lo que debes saber sobre la difteria

Esto es todo lo que debes saber sobre la difteria
La difteria es una infección causada por una bacteria, cuya presencia en el Perú estaba erradicada hace 20 años, pero que, ante el reporte de una niña afectada.