Redacción EC

Las tendencias en lentes de sol cambian todos los años pero eso no quiere decir que cada estilo que llega a las tiendas nos van a quedar bien.

La regla de oro para elegir el mejor par de lentes para ti es conocer la forma de tu rostro. De esa forma podrás crear un balance de las líneas de la cara ayudándote con estos accesorios.

ROSTRO OVALADO. Este tipo de rostro es el más balanceado de todos y tiene la suerte de que todo le queda bien. Si es tu caso, date el gusto de jugar y probar hasta encontrar el modelo que más te guste.

 (Foto: unifclothing.com)

(Foto: unifclothing.com)

ROSTRO CUADRADO. Estos rostros tienen tanto la frente como la mandíbula ancha y, por ende, las distancias entre cada lado del rostro son similares. Los lentes que más te favorecen son los de montura redonda pues le añade curvas a tu rostro.

 (Foto: tillys.com)

(Foto: tillys.com)

ROSTRO RECTANGULAR. Las caras rectangulares son muy parecidas a las cuadradas solo que son más alargadas. Las monturas ideales también son las redondas pero hay que tener cuidado de que la parte superior de las mismas no sobresalga del rostro.

 (Foto: jimmychoo.com)

(Foto: jimmychoo.com)

ROSTRO REDONDO. El rostro redondo suele ser pequeño con medidas similares a lo largo y a lo ancho. Al contrario de los casos anteriores, tus monturas ideales son las cuadradas pues van a alargarte la cara.

 (Foto: liberty.com.uk)

(Foto: liberty.com.uk)

ROSTRO TRIANGULAR. Lo que caracteriza una cara de este tipo es que tiene la frente ancha y se va reduciendo a medida a que nos acercamos a la barbilla. El modelo ideal son con marcos delgados y forma ovalada como las tipo aviador.

 (Foto: Aeropostale.com)

(Foto: aeropostale.com)

ROSTRO DIAMANTE. Para reconocerlo hay que fijarse en la línea de las mejillas que suele ser más ancha que la frente y la barbilla. Las monturas ovaladas también son las mejores en este caso.

 (Foto: bluefly.com)

(Foto: bluefly.com)

Otro dato que debes tener en cuenta para elegir las mejores gafas es el color de tu piel

BLANCAS. Evita los colores brillantes porque te haran ver aún más pálida. Pero no te limites. Aunque tengas que elegir tonos más neutros de marrones, negros, plateados y dorados puedes resaltar con detalles y adornos interesantes en los lentes.

 (Foto: aeropostale.com)

(Foto: aeropostale.com)

MEDIOS. Si no eres ni muy blanca ni muy morena, lo tuyo son los colores sólidos y fríos como el violeta, azul o verde.

 (Foto: DKNY.com)

(Foto: DKNY.com)

MORENAS. Elige colores claros para que resalte el color natural de tu rostro pues, aunque te pongas el tono más brillante que encuentres, lucirá sutil en tu rostro.

 (Foto: topshop.com)

(Foto: topshop.com)