Una hernia lumbar puede ser sinónimo del dolor de espalda. (Foto: Referencial / Freepik)
Una hernia lumbar puede ser sinónimo del dolor de espalda. (Foto: Referencial / Freepik)
Laura Espinoza Busato

Nadia Espinoza era una adolescente que le comenzó a interesar el atletismo y por sus condiciones de altura y peso su entrenador le sugirió realizar lanzamiento de disco, lo cual no sabía que le traería diferentes consecuencias a su columna. Meses después, comenzó a sentir un dolor intenso en la parte de abajo de su columna, sin saber qué ocurría, pero decidió colocarle una compresa fría e ignorarlo. Años después, Nadia intentó sacar una prenda del último de sus cajones, pero su espalda le jugó en contra: se quedó paralizada en esa posición sin poder moverse. Como no había nadie en casa, tuvo que lanzarse al piso del dolor y como pudo, arrastrarse hasta el teléfono para llamar a su mamá y que la llevaran a emergencia. Nadia estaba preocupada porque tenía miedo de no volver a vivir su vida normal.

Conociendo la Hernia Lumbar

Una hernia de disco invertebral genera un dolor intermitente, pero eso no significa que no se pueda tener una vida normal como cualquiera. Existen mitos en torno a ella, como que no se puede hacer deporte o ir al gimnasio, pero del Diario El Comercio conversó con el Dr. Alejandro Castillo, neurocirujano de SANNA Clínica San Borja, para conocer más sobre las hernias y cómo prevenirlas.

El experto explica que las hernias de disco intervertebral se generan en la columna. Los discos están entre vértebra y vertebra, y funcionan como un amortiguador. “Cada vez que nosotros caminamos o nos levantamos, el peso se distribuye entre estos discos que van absorbiendo energía. El disco tiene dos partes: una externa que es el anillo fibroso y una interna, el núcleo pulposo. Cuando cargamos mucho peso o nos sentamos en una mala postura, se pueden generar traumas que degeneran al disco, por ello se rompe de adentro para fuera y el núcleo pulposo se escapa”, comenta Castillo.

Además, el experto asegura que tenemos un ligamento que protege a las vértebras y los discos a nivel central, entonces cuando los discos se rompen, lo hacen lateralmente y por eso comprimen las raíces nerviosas y ahí es donde empieza el problema.

Prevención y cuidado de las hernias lumbares

Hay mucha controversia sobre las causas de una hernia lumbare. El doctor Alejandro Castillo asegura que son las siguientes:

  • El sobrepeso.
  • Trabajos o estudios que impliquen estar sentados muchas horas.
  • Deportes como el tenis, voley y basquet.
  • Las personas hiperlaxas, que se estiran bastante y que no tienen un buen colágeno a desarrollar.
  • Antecedentes familiares.

En el caso de que tengas una hernia y se active el dolor, no se necesita dejar de hacer deporte, se necesita hacerlo adecuadamente.

El experto recomienda la natación si se desea practicar algún deporte. “Sin embargo, este también puede producir admisión de columna, entonces lo que importa es hacer el deporte adecuadamente, siempre preguntándole a los profesionales las técnicas para evitar alguna lesión. En el caso del gimnasio, se deben hacer ejercicios que ayuden a la espalda y reemplazar el peso muerto por poleas”, agrega el doctor.

Las posturas para dormir también pueden afectar nuestra columna. El experto recomienda dormir boca arriba con una almohada en las rodillas y otra en los hombros para que el cuello se estire bien.

“Si uno duerme de costado, va a desarrollar más presión en los discos, porque no tiene un soporte en las rodillas”, finaliza Castillo.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más