Cultiva el hábito de ir a la cama a una hora constante todos los días y despertar a la misma hora. (Foto: Getty Images)
Cultiva el hábito de ir a la cama a una hora constante todos los días y despertar a la misma hora. (Foto: Getty Images)
Laura Espinoza Busato

Si bien cada persona es diferente y tiene su propio ciclo de sueño, hay características asociadas con ciertos grupos de edad, en ese caso, los adultos sufren más problemas para dormir y pueden padecer . Por ello, la geriatra de SANNA Clínica San Borja, Diana Sotero en diálogo con del Diario El Comercio, nos explica cuáles son estos cambios que se producen en el sueño en las personas mayores de 45 años.

En general, la importancia del sueño recae en que este permite levantarnos con fuerzas para hacer la rutina habitual de todos los días. Durante el sueño se produce y regula el metabolismo, se activa el sistema inmunológico, y se eliminan sustancias de desecho para el organismo. Además, ayuda a consolidar la memoria.

En las personas mayores el sueño se puede ver alterado: se hacen algunas codificaciones que pueden ser normales o también fisiológicas dependiendo de la edad. El no dormir nuestras horas puede ser un síntoma de la Demencia Cenil o el Alzheimer”, asegura la especialista.

Las horas recomendadas para dormir son 7 en promedio, sin embargo siempre hay factores que afectan el sueño se vea afectado, ya sea la cantidad y calidad. Esto se debe a que las personas mayores empiezan a hacer siestas diurnas, donde toman horas de la noche en el día y empiezan a invertir el sueño; además, el sueño profundo disminuye y hay micro despertares en la noche.

Recomendaciones para dormir mejor

El no dormir bien puede generar fátiga, cansancio, malestar general, inestabilidad, alteraciones del ánimo, te vuelves más propenso a caídas o accidentes, y se deterioran la memoria y la concentración. Por ello, la geriatra recomienda lo siguiente para dormir mejor y de corrido:

  1. Ve a la cama a una hora constante todos los días y despierta a la misma hora.
  2. Evita sustancias neuroestimulantes como el café, el azúcar y el alcohol, ya que estas te levantan por la noche para ir al baño y se corta el sueño.
  3. Evita exponerte a ruidos o a luz intensa como la de los celulares, computadora o televisión.
  4. Evita usar la cama para leer, ver televisión o conversar con la pareja; se recomienda que esta sea exclusivamente para dormir, porque el cerebro se da cuenta y se acostumbra a otras actividades.
  5. Ten una rutina habitual todas las noches como por ejemplo apagar las luces de la casa o ponerte tu pijama.
  6. Cuando estas medidas no funcionan y no mejore la calidad de sueño, se empiezan a emplear medicamentos efectivos como pastillas para dormir, pues a veces sin ellos el paciente no puede dormir.
  7. Evita comer e inmediatamente después irte a dormir; se recomienda ir a dormir luego de 2 horas de haber ingerido alimentos.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más