Para evitar que los excesos navideños nos intoxiquen, debemos incluir dentro de la cena de Navidad frutas que nos ayuden a depurar las toxinas.  (Fotos: Facebook/Municipalidad de Lima)
Para evitar que los excesos navideños nos intoxiquen, debemos incluir dentro de la cena de Navidad frutas que nos ayuden a depurar las toxinas. (Fotos: Facebook/Municipalidad de Lima)
Laura Espinoza Busato

El rol del es fundamental para la limpieza de nuestro organismo, ya que ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo y almacena nutrientes como vitaminas, hierro y glucosa. Sin embargo, su cuidado está vinculado a la , lo que puede jugar una mala pasada durante las fiestas, porque usualmente se come rico y en bastantes cantidades.

del Diario El Comercio conversó con la Dra. Ana Ramos, Directora Médica de Pacífico Salud EPS, quien aseguró que las enfermedades del hígado más comunes son la y el hígado graso.

“Las fiestas podrían influir a que nos descuidemos en el manejo de estas enfermedades. Si alguien tiene un problema crónico del hígado, la alimentación no es complementaria al tratamiento, sino que es parte de él; es decir, además de recetar medicamentos, se receta una dieta adecuada para la enfermedad”, explicó la experta.

Síntomas de que el hígado está dañado

Al inicio, estas enfermedades crónicas pueden ser silenciosas, pero con el paso del tiempo los adultos que padecen cirrosis pueden presentar:

  • Pérdida de peso.
  • La piel se torna amarillenta.
  • Predisposición a sangrados.

“En el caso del hígado graso, no necesariamente tiene síntomas, porque es un diagnóstico que se realiza a través de una ecografía y se ve un hígado más grande”, agregó Ramos.

Consejos para esta Navidad si se presenta un problema de hígado

Se suele esperar todo el año para poder comer en Navidad, no solamente platos ricos, sino abundantes. Se brinda con champán y se come mucha carne, y aunque suene peligroso, una persona que se encuentra mal de hígado sí puede disfrutar y comer en esta fiesta siguiendo las siguientes recomendaciones de la doctora Ramos.

  1. Evitar las carnes rojas: En la medida de lo posible, es mejor evitar la carne de res y de chancho. Se pueden reemplazar por pechuga de pollo o de pavo.
  2. Acompañar la carne con complementos sanos: La carne puede ser acompañada con o verduras, que sea algo suave, nada pesado.
  3. Evitar tomar bebidas alcohólicas: El alcohol es bastante dañino para el hígado, debe ser reemplazado por un refresco.
  4. Solo tomar chocolate caliente si es que tiene más del 70% de cacao y se le puede agregar azúcar.
  5. Evitar el panetón: Este no se aporta nutrientes, solo calorías y hace que el hígado trabaje más de lo que debería trabajar.

“Son muy importantes los cuidados que tiene la persona, no hay que esperar a que el resto o los médicos lo mediquen, ellos saben los alimentos que les hacen daño. La familia debe contribuir a esta mejora en la vida saludable del paciente y compartir estos días de la mejor forma posible, sin perder esa buena costumbre de comer rico, pero sin dejar de lado la salud”, finalizó la especialista.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más